GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
La secretaria general del PP de Granada, Luisa García Chamorro, exigió hoy la dimisión «inmediata» y «fulminante» del alcalde socialista de Gójar, Pedro Clavero, así como del resto de miembros del gobierno municipal, después de conocerse que han sido imputados por los delitos de prevaricación, falsedad y contra los derechos individuales. Según sostuvo en un comunicado la dirigente «popular», la «gravedad» de estos delitos supone que Clavero «no deba seguir ni un minuto más al frente del Ayuntamiento, por decencia y vergúenza política».
García Chamorro señaló que la implicación del equipo de gobierno, prácticamente al completo, del Consistorio gojareño demuestra que, en dos años, Pedro Clavero «ha dinamitado la transparencia, honradez y decencia, al imponer su autoridad e intereses partidistas».
Asimismo, la secretaria «popular» afirmó que Clavero «no tiene autoridad moral ni ética política» para seguir representando a los gojareños cuando, supuestamente, «se ha servido de su vara de mando para trapichear, imponer y manipular la gestión urbanística».
Igualmente, Luisa García Chamorro exigió a la dirección provincial del PSOE y a su secretario provincial –Francisco Álvarez de la Chica– que «no le tiemble el pulso y cese de inmediato al gobierno de Gójar en bloque».
«Ha llegado el momento de que Álvarez de la Chica se muestre firme y sanee el Ayuntamiento de Gójar, donde sus dirigentes políticos no han perdido el tiempo en sacar tajada de los privilegios del gobierno», sostuvo la secretaria del PP, quien alertó de que, en menos de dos años, el PSOE ha convertido el Ayuntamiento de Gójar en «nido de asuntos oscuros, sombras e irregularidades urbanísticas, para vergúenza de todo el socialismo granadino».
Por otra parte, instó a la dirección socialista «a no proteger a estos responsables políticos, como ya hace en otros casos, con los alcaldes de Atarfe y Armilla, o con José Antonio Morales Cara, al que han premiado después de estar implicado en uno de los escándalos urbanísticos más grandes de Andalucía dándole un cargo en Fermasa».
Finalmente, García Chamorro preguntó a Álvarez de la Chica «qué más pruebas necesita para tomar medidas ante los numerosos escándalos que se están produciendo en las filas socialistas, siempre con el beneplácito silente de la dirección provincial, con De la Chica a la cabeza, que de una vez por todas tiene que dejar de proteger a cargos públicos imputados, eso sí, si sus circunstancias personales y políticas se lo permiten».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí