GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Granada se reunió hoy con varios miembros de la Fundación Mario Maya, institución impulsada por familiares y colaboradores del bailaor andaluz fallecido en septiembre, para definir la forma en qué la ciudad participará en el proyecto que recordará la figura del artista. El encuentro incluyó la visita a La Chumbera, donde se prevé instalar un Centro Flamenco de Estudios Escénicos.
Así lo informó hoy a Europa Press el concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Granada, Juan García Montero (PP), que se reunió esta mañana con el portavoz del consejo promotor de la fundación, Pepe Yáñez, así como con la hija del bailaor, Belén Maya, y su esposa, Mariana Ovalle.
García Montero les transmitió el deseo del Ayuntamiento de formar parte del patronato de la fundación y su disponibilidad para llegar a un acuerdo de cesión de La Chumbera, de modo que pueda acoger el citado centro flamenco.
«Se trataría de un proyecto pedagógico y cultural donde se impartirían clases teóricas y prácticas, se estudiarían coreografías y se desarrollaría un programa cultural con determinados espectáculos relacionados con la labor de la fundación», comentó el edil popular, que, aunque se mostró «muy contento y satisfecho» con el encuentro, matizó que la iniciativa está aún por definir.
Destacó que este proyecto puede suponer un «gran impulso» para La Chumbera, que en virtud de esta nueva situación también sería objeto de «importantes» subvenciones por parte del Ministerio de Cultura y la Unión Europea.
De este modo, Granada será una de las tres ciudades andaluzas que acogerán las distintas sedes de la fundación, junto a Córdoba y Sevilla, instalándose en esta última el centro administrativo de la misma.
García Montero recordó que fue en Granada donde el artista, natural de Córdoba, se crió y evolucionó como artista, destacando su especial vinculación con el Sacromonte, por lo que dijo estar «muy ilusionado» con un proyecto en el que el Ayuntamiento «ya ha comenzado a trabajar».
LA FUNDACIÓN
La fundación pretende contar con un patronato compuesto por la familia, otros miembros que designe la propia familia, e instituciones públicas y privadas.
De igual modo, y para el desarrollo de las tareas cotidianas de la fundación, el patronato designará un director de la misma, que a su vez presentará un organigrama con los puestos de trabajo necesarios en cada momento para el adecuado cumplimiento de los objetivos. El director asumirá las tareas de gerencia y aquellas otras que le encomiende el patronato.
Tanto el patronato como el director contarán con un consejo asesor, de carácter consultivo, como apoyo para el gobierno y la ejecución de los fines fundacionales. Así, el consejo –que contará al menos con siete miembros escogidos entre prestigiosos profesionales del sector– conocerá y asesorará sobre los programas llevados a cabo por la fundación y propondrá líneas de actuación consonantes con los fines de la misma.
Para el funcionamiento de la fundación, la intención es poner en marcha durante los primeros meses, y a medida que vaya consiguiendo los medios materiales, económicos y humanos necesarios, un centro flamenco de estudios escénicos, un centro de documentación, la casa-museo Mario Maya y una serie de medidas de acción positiva para lograr la igualdad de derechos y oportunidades de la comunidad gitana al resto de la ciudadanía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí