GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
El pleno del Ayuntamiento de Granada aprobó hoy sus presupuestos generales, cuya cuantía consolidada asciende a 367,1 millones de euros, con los 16 votos a favor del equipo de gobierno (PP), los dos en contra de IU y las ocho abstenciones del grupo municipal socialista.
Al inicio de la sesión extraordinaria, IU presentó una enmienda a la totalidad al considerar que las cuentas previstas para el ejercicio 2009 por el PP son «irreales», puesto que «plantea partidas de ingresos que no se pueden ejecutar», una iniciativa que no contó con los apoyos suficientes y que quedó desestimada.
El portavoz del equipo de gobierno, Juan Antonio Mérida, señaló durante su exposición que los presupuestos que hoy presentaba al resto de concejales de la corporación municipal tienen como base la «austeridad», la «eficiencia» y la reducción del gasto corriente, un ejercicio que supone más de un diez por ciento menos en cuantía que el anterior.
En el lado opuesto se sitúan los dos grupos de la oposición, PSOE e IU, que consideraron por contra que las cuentas, ya aprobadas, no son las adecuadas para la situación de «doble crisis» por la que atraviesa el Consistorio, la que es producto, según señalaron, de la «mala gestión» del equipo de gobierno, y la que se sufre a nivel global.
La portavoz del grupo municipal socialista, Carmen García Raya, incidió en que el PP no ha bajado el gasto corriente y sí las inversiones en los barrios, concretamente hasta más de un 47 por ciento, algo que tildó de «muy grave» al ser precisamente necesaria en tiempos de crisis la obra civil para la generación de empleo.
Así, mantuvo que, aunque se retiran en 2009 partidas «simbólicas», como los gastos previstos en protocolo, se incorporan otros nuevos, como los 1,6 millones para la puesta en marcha de una televisión municipal, 1,3 para una escuela de flamenco o 625.000 euros para seguridad privada en los edificios municipales.
De igual modo criticó que se hayan cambiado partidas de una Concejalía a otra o de un organismo a otro, de manera que se da la falsa impresión, a su juicio, de que se incrementan las inversiones previstas en áreas como la de Cultura, Mantenimiento o Bienestar Social, cuando no lo hacen en realidad.
García Raya resaltó que, en el apartado de ingresos, el equipo de gobierno llega a contemplar partidas que «dependen de hipótesis de comportamiento», y puso como ejemplo los 18,5 millones de euros previstos por recaudación por multas de tráfico, un 30 por ciento más que el año pasado, sin que sin embargo aumenten las campañas de educación vial previstas.
CUENTAS «FUERA DE LUGAR»
En su opinión, el presupuesto para 2009 está «fuera de lugar y de tiempo», ya que no reflejan la realidad social y económica de la ciudad. Se prevén unos ingresos de 288 millones de euros, cuando a fecha 2 de diciembre de 2008 se tiene constancia de unos 141, por lo que la portavoz socialista se preguntó si el PP se cree que en 2009, dada la actual coyuntura, van a ingresar 147 millones de euros más.
El PSOE se abstuvo en la votación, según explicó su portavoz municipal, como ejercicio de responsabilidad por la crisis sufrida actualmente, como un acto «simbólico», aunque eso, según dijo, no se haya hecho nunca «ante un mal presupuesto».
Por su parte, IU, a través del edil Francisco Puentedura y la portavoz, Lola Ruiz, consideraron que en el ejercicio 2009 «el dinero no se usa con eficiencia», sin responder así a las necesidades «prioritarias para la ciudad», endeudándola y empobreciéndola.
En ese sentido, indicaron que partidas como la contemplada para la televisión municipal, podrían destinarse a la creación de un parque agrario de la Vega, la rehabilitación de infravivienda, para «enverdecer» los barrios o para crear una red de bibliotecas, y no para «darse boato y propaganda».
Ruiz apuntó que el equipo de gobierno «se hace trampas en el solitario», cuando «baraja» las partidas del Ayuntamiento de un área a otra, «tomando así el pelo a la ciudadanía». Para la portavoz de la formación, el PP no ha sabido controlar el gasto y tampoco sabrá afrontar la actual crisis con el presupuesto hoy aprobado, con lo que Granada vivirá una situación de «doble crisis».
El PP afirma que el presupuesto es un documento «equilibrado», en el que se ha aplicado una «filosofía de austeridad» en asuntos como el gasto corriente, que asciende a unos 58 millones de euros; los gastos de protocolo, que se reducen a la mitad; y la desaparición de la partida de «Gastos de Alcaldía», que aparecía en el presupuesto del año pasado por valor de 30.000 euros.
Las concejalías más beneficiadas, según explicó Mérida, son las de Mantenimiento, que contará con 60,2 millones de euros –lo que supone el 21 por ciento del presupuesto total–; Cultura, que dispondrá de 15,5 millones de euros –un once por ciento más respecto al año anterior– seguido de Bienestar Social, con unos 14,4 millones y Movilidad, cuya partida supone un 4,7 por ciento del montante total.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí