Un 20 por ciento de los presos se quedan sin educación formativa ante la falta de medios del centro, que alberga a 1.925 personas
GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
El nuevo Centro de Inserción Social (CIS) de Granada, que se prevé que esté en funcionamiento a principios de 2009, aliviará la masificación de presos que existe en la actualidad en el Centro Penitenciario de Albolote y que repercute en la «falta de medios y la atención a los reclusos».
La fecha de apertura del centro, que se ubicará en la antigua cárcel, la anunció hoy a los periodistas la secretaria general de Instituciones Penitenciaras, Mercedes Gallizo, que participó en el I Congreso Internacional de Acción Socioeducativa en el Medio Penitenciario que se celebra en Granada y que reúne a unos 300 expertos.
El CIS granadino contará con unas 300 plazas que serán ocupadas en su mayoría por presos «con una condena corta» y que están en un proceso de progresión, según indicó el director de la Centro Penitenciario de Albolote, Naúm Álvarez.
También pasarán a formar parte de este centro los 350 presos que no están físicamente en las instalaciones de Albolote sino que cumplen condena en su domicilio y son localizados mediante control telemático.
Álvarez se congratuló de que el nuevo Centro de Inserción Social permitirá el traslado de varios presos de Albolote, lo que aliviará la masificación de reclusos que padece esta prisión y que propicia la falta de medios, por ejemplo, en el ámbito educativo. De hecho «un 20 por ciento de los reclusos se quedan sin recibir la oferta educativa que habían solicitado».
Así el director de la Cárcel de Albolote subrayó que el alto número de presos no supone un problema en cuanto al espacio físico sino más bien en el nivel de tratamiento y atención a los presos, situación que también está aliviando la nueva cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla), adonde han sido trasladados hasta la fecha unos 60 reclusos.
De los 1.925 presos que cumplen su condena en la Cárcel de Albolote, unas 170 son mujeres y de ellas una veintena convive en el centro con sus hijos menores de tres años.
Álvarez destacó que las mujeres cumplen condena especialmente por tráfico de drogas, lo que está más penalizado que los delitos contra la propiedad –razón por la que están encerrados la mayoría de los hombres– de modo que la estancia media de las mujeres es mayor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí