GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
La Audiencia de Granada ha absuelto a dos jóvenes hermanos, de 22 y 21 años, acusados de agredir sexualmente a un disminuido psíquico, hecho por el que se enfrentaban inicialmente a una pena de hasta 15 años de cárcel, petición de la acusación particular.
En la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, la Sección Primera sólo considera probado que Mariano J.M.H. fue asistido el 26 de mayo de 2006 en el servicio de urgencias del Hospital Virgen de las nieves de Granada, donde se le detectó erosión en el glúteo izquierdo y lesiones que podrían ser compatibles con una agresión sexual, que «no ha quedado acreditado cómo se causaron». Así, la Sala considera que a través de la prueba practicada no ha podido obtenerse la certeza precisa para dictar sentencia condenatoria.
El supuestamente agredido falleció a causa de una pancreatitis por lo que en el juicio oral, celebrado el pasado 3 de noviembre, no se le pudo prestar declaración, que sí pudo leerse en la vista. El examen de su testimonio y su comparación con las pruebas testificales y periciales practicadas en el plenario «introducen una duda acerca de cómo sucedieron los hechos».
El denunciante, que padecía un considerable retraso mental, afirmaba que fue víctima de una brutal agresión y que fue golpeado con un bate de béisbol, que había unas niñas que se desnudaron y le pegaron, que le hicieron daño y que le echaron a la calle desnudo y le enterraron la ropa.
Tales hechos, «de indudable crueldad teniendo en cuenta el estado mental de la víctima», deberían haber dejado «huellas o vestigios externos», pero cuando fue examinado por el Servicio de Urgencias y el médico forense no se observaron signos de desgarro ni lesiones externas por el golpe con el bate.
«Por ello, sin descartar que Mariano J. sufriese algún tipo de agresión, esta Sala no tiene la convicción de que los hechos sucedieran tal y como se relata en los escritos de acusación, por lo que debe prevalecerla presunción de inocencia y dictar sentencia absolutoria», señala el tribunal.
El fiscal consideró que los hechos eran constitutivos de dos delitos de agresión sexual, por lo que solicitaba 14 años de cárcel para cada uno de los hermanos e indemnización de 12.000 euros; mientras que la acusación particular pedía 15 años y 100.000 euros de indemnización.
En el juicio, los hermanos negaron ante la Sala su participación en los hechos y se limitaron a afirmar que encontraron borracho a Mariano, afirmación que se contradijo con el testimonio de la madre.
Ésta incidió en que los acusados «molestaban» continuamente a su hijo, al que, según dijo, le habían robado la bicicleta tiempo antes. Según explicó ante el tribunal, el día de los hechos Mariano se dirigió a pedir cita a una peluquería canina a una zona cercana a su domicilio, cuando lo montaron en una moto y llevaron a una casa en la capital granadina, donde un grupo de personas abusó de él y lo vejó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí