GRANADA, 05 (EUROPA PRESS)
El grupo de arqueólogos, forenses y voluntarios de la Asociación estatal Para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) exhumaron este mediodía los restos de los dos guerrilleros granadinos localizados en una fosa común en el cementerio de Moraleda de Zafayona (Granada) y que serán analizados en una laboratorio ubicado en la localidad leonesa del Bierzo.
El vicepresidente de la citada asociación, Santiago Macías, explicó a Europa Press que los restos se localizaron debajo de las piedras encontradas ayer en el segundo emplazamiento que fue excavado dentro del cementerio. Añadió que los huesos estaban descolocados debido al movimiento de tierras producido por un enterramiento efectuado al lado de la fosa.
Debido a este movimiento de tierras los huesos encontrados no tienen conexión anatómica y algunos de ellos han desaparecido, una situación que se produce «con bastante frecuencia» y que no ha evitado que los arqueólogos y forenses puedan determinar que las características físicas se corresponden con las de los dos hombres que estaban buscando.
Ahora los restos serán trasladados a la comarca leonesa del Bierzo, donde serán estudiados por la antropóloga forense, Roxana Ferlinni, experta en derechos humanos, que ha participado como forense en misiones humanitarias de la ONU en Ruanda y Kosovo y que ya colaboró el pasado verano con la asociación en la identificación de restos.
Los restos encontrados pertenecen a Ricardo Moles, oriundo de Moraleda de Zafayona, y José García Muñoz, natural de Agrón, que pertenecían a la Agrupación Guerrillera de Málaga-Granada y que fueron sitiados en octubre de 1950 en la cueva de la «Ahumada», en el paraje Cuevas del Turro del término municipal de Moraleda de Zafayona.
Ambos se encontraban ocultos en este lugar para mantener contacto con sus familiares y con varios enlaces de la guerrilla de la zona. La emboscada vino precedida tras la denuncia de un pastor contra el que abrieron fuego al confundirle con las fuerzas represivas. Minutos después, un contingente de guardias civiles y militares acabaron con sus vidas
Macías explicó que todas las personas desplazadas hasta Moraleda de Zafayona lo han hecho de forma gratuita y desinteresada y lamentó que durante estos días hayan sido varios los familiares que han acudido a la asociación estatal para solicitar «una exhumación que llevan esperando muchos años».
La decena de personas, entre arqueólogos, forenses, psicólogos y voluntarios de la ARMH estatal se marcharán de Granada esta misma tarde y continuarán la próxima semana con su labor en Extremadura, donde prevén exhumar dos nuevas fosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí