GRANADA, 03 (EUROPA PRESS)
Miembros de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica estatal se han desplazado a Granada acompañados de un grupo de expertos para comenzar la búsqueda de una fosa común en el cementerio de la localidad de Moraleda de Zafayona (Granada), donde prevén exhumar en los próximos días los restos de dos hombres que pertenecían a la Agrupación Guerrillera de Málaga-Granada y que fueron asesinados en 1950 por el ejército franquista.
Así lo informó a Europa Press el vicepresidente de la citada asociación, Santiago Macías, que explicó que por el momento cuentan con el permiso del Ayuntamiento de Moraleda de Zafayona para comenzar la búsqueda de la fosa en el cementerio, mientras que esperarán a localizarla para solicitar la autorización de exhumación a los juzgados de Loja, cabecera judicial a la que pertenece el municipio.
«Aún no lo hemos solicitado al juzgado porque debemos esperar a localizar la fosa, luego pediremos que los restos sean custodiados por la Policía Judicial hasta que se identifiquen y puedan ser devueltos a sus familiares», comentó Macías, quien explicó que esta actuación surge tras la solicitud presentada por la familia a la asociación, que a su vez la presentó en su día a la Audiencia Nacional junto al resto de peticiones de exhumación de otros familiares.
El vicepresidente de la ARMH informó de que los familiares han «documentado perfectamente» el lugar donde se encuentra la fosa si bien no quiso dar un plazo para encontrarla puesto que «han pasado 58 años desde el asesinato de estas dos personas y no sabemos lo que nos vamos a encontrar».
Más de una decena de personas entre arqueólogos, antropólogos, psicólogos y voluntarios venidos de distintos puntos de España comenzaron sobre las 11,00 horas de hoy la búsqueda de la citada fosa, donde se encuentran los restos de dos hombres granadinos, ambos guerrilleros, que fueron sitiados en 1950 por el ejército franquista en la cueva de la «Ahumada», en el paraje Cuevas del Turro del término municipal de Moraleda de Zafayona.
Según los datos cedidos por la asociación, ambos se encontraban ocultos en aquel lugar ya que uno de ellos era oriundo de Moraleda de Zafayona y el otro era natural de la localidad de Agrón. Eso les permitía estar en contacto con sus familiares y con varios enlaces de la guerrilla de la zona.
Aunque el lugar se encuentra bastante localizado y la asociación prevé encontrar la fosa «con rapidez», la autorización de la exhumación por parte de los juzgados puede llevar varios días, según indicaron fuentes judiciales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí