GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
Un grupo de profesores del Departamento de Biología Animal de la Universidad de Granada han obtenido el I Premio de Innovación Docente por la puesta en marcha del proyecto «Un aula en el mar», un programa de trabajo por el que los alumnos se introducen en el medio marino «en vivo y en directo» para reforzar los conocimientos adquiridos previamente en el aula o en el laboratorio.
En una nota, Andalucía Investiga indicó que, de este modo, los estudiantes experimentan «un mayor aprendizaje», puesto que analizan a los animales en su medio natural, y no en el laboratorio.
Con este proyecto, único en España, los alumnos pueden acceder, primero a la observación de muestras vivas recogidas y mantenidas en un acuario refrigerado; y luego en directo, en el mar, donde se establecen grupos de ocho alumnos para realizar inmersiones para observar la vida en distintos puntos del litoral granadino.
En una primera clase, grupos de ocho alumnos como máximo y equipados con equipo de buceo, realizan un recorrido en superficie acompañados por un profesor. Éste, les va explicando las diferentes comunidades y aspectos de la biología de los animales que van observando.
Así, aquellos alumnos que tienen el título de buceador deportivo (durante el curso escolar se les facilita la realización del mismo), pueden participar en una segunda clase que se realiza en inmersión con equipos de buceo autónomo y en donde se utilizan equipos de comunicación submarina.
Con las clases recibidas en el litoral, los alumnos pueden cumplir dos objetivos, de una parte observar la macrofauna del litoral en su medio y de otra, recoger muestras de la microfauna, para su posterior estudio en el laboratorio. Este hecho posibilita también que los estudiantes puedan preparar sus propias muestras de plancton, piedras o fragmentos de algas, lo que les permite observar las distintas especies microscópicas que pueblan el litoral granadino en estado vivo, a diferencia de las tradicionales clases en laboratorio que se impartían con animales conservados en botes de cristal.
Estas clases, que se realizan desde hace más de un lustro, tienen una gran aceptación entre el alumnado, puesto que la primera la realizan aproximadamente un 70 por ciento de los matriculados en la asignatura, y la correspondiente a la inmersión, un 40 por ciento.
Este galardón, concedido por la Unidad para la Innovación Docente en la UGR, «supone un reconocimiento a todo el trabajo desarrollado estos últimos años y un empuje para seguir innovando en la práctica educativa», según afirmó el profesor responsable de la asignatura Luis Tocino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí