GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
La estación de esquí de Sierra Nevada recibió durante el fin de semana un total de 7.300 esquiadores durante el fin de semana, quienes sólo pudieron disfrutar de diez kilómetros esquiables debido al mal tiempo.
Según informaron hoy a Europa Press fuentes de Cetursa, la empresa que gestiona este espacio invernal, además de los esquiadores, en la zona de Pradollano hubo «muchísimas» personas que no subieron a las pistas debido a que «no paraba de nevar».
Asimismo, los kilómetros esquiables correspondieron a las zonas de Borreguiles y Río Monachil, y los esquiadores pudieron acceder a las pistas a través del telecabina Borreguiles y del telecabina Al-Ándalus, de manera que es el primer fin de semana de la temporada en el que abren ambos.
En cuanto a las temperaturas, éstas oscilaron entre los menos seis y menos nueve grados en Borreguiles y los menos cuatro grados en Pradollano, unas condiciones que unidas al mal tiempo han hecho que el número de esquiadores haya disminuido con respecto a los 12.000 del fin de semana pasado. Además, la nieve ha presentado un grosor de entre 30 y 120 centímetros.
En cuanto a las previsiones de cara al próximo puente de la Constitución, las fuentes indicaron que esperan que se puedan abrir todas las zonas de las estación, aunque no confirmaron que se pudieran abrir todas las pistas ya que esto dependerá de las condiciones meteorológicas.
Sobre este aspecto, señalaron que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que el tiempo será inestable hasta el próximo jueves día 4 de diciembre pues la cota de nieve está entre 600 y 900 metros.
La estación de esquí de Sierra Nevada se abrió al público el fin de semana del pasado día 14, en el que un total de 7.200 personas, entre esquiadores y visitantes, decidieron acercarse a las pistas, de manera que es la apertura más temprana de los últimos 20 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí