GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía Superior de Andalucía pide una pena de cinco años de prisión y multa de 3.600 euros para un hombre de 48 años, de iniciales M.S.G., acusado de falsear dos cheques que sustrajo de una empresa en 2001 para cobrar casi 2.000 euros.
En el escrito de calificación, al que tuvo acceso Europa Press, el Ministerio Público señala que fue en octubre de 2001 cuando J.G.M. sufrió la sustracción en su vehículo de un talonario de cheques que utilizaba para sus operaciones económicas en la empresa «Pescados Morata».
Dos meses más tarde, el 10 de diciembre, el inculpado, «actuando con ánimo de ilícito beneficio» rellenó a su propio nombre y por importe de 187.439 pesetas –1.116,53 euros– uno de esos cheques sustraídos simulando la firma de J.G.M. y lo presentó en una sucursal bancaria de Almuñécar.
Aprovechando la solvencia empresarial de la empresa por las constantes operaciones económicas que realizaba, obtuvo la cantidad con cargo a la cuenta de los hijos de J.G.M.
Un día después, siguiendo el mismo procedimiento, rellenó otro de los cheques por importe de 145.500 pesetas –874,47 euros– y lo presentó en la misma sucursal.
El perjudicado ha renunciado a la indemnización que pudiera corresponderle, ya que la entidad bancaria se hizo cargo del importe de ambos cheques.
La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito continuado de falsedad en documento mercantil, en concurso medial con otro continuado de estafa. El juicio está previsto que se celebre el próximo 3 de diciembre en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí