El pleno rechaza una moción del PSOE que instaba al equipo de gobierno, del PP, a ceder los terrenos del ferial a la Junta
GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)
El pleno del Ayuntamiento de Granada aprobó hoy, con los votos en contra de los grupos de la oposición, la creación de la sociedad anónima que gestionará la futura televisión municipal, que contará con un presupuesto de 1,1 millones de euros, de los que 600.000 serán subvencionados por el Consistorio y el resto se obtendrá a través de la publicidad.
La iniciativa, objeto de un acalorado debate, fue respaldada por los 16 votos a favor de los concejales del equipo de gobierno, del PP, que a través de su portavoz, Juan García Montero, enmarcó la iniciativa en el cercano apagón analógico, previsto para 2010, y en el derecho que tienen los ciudadanos a estar informados.
La portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada, Carmen García Raya, mostró su oposición «más rotunda» al proyecto en el actual contexto de austeridad económica, al considerar que «no representa una prioridad para los granadinos» y que los estatutos del proyecto «son confusos y oscuros».
Criticó que el procedimiento para aprobar la sociedad que gestionará la televisión municipal ha sido «precipitado no se ajusta a la legalidad» y acusó al equipo de gobierno de querer poner en marcha este medio de comunicación para «hacer propaganda política», como a su juicio ocurre con la revista municipal «Paso a Paso».
Por su parte, la portavoz del grupo municipal de IU, Lola Ruiz, instó al Ayuntamiento a utilizar los 600.000 euros que aportará a la televisión para acciones que beneficien directamente a los ciudadanos y criticó que la memoria del proyecto no se especifiquen las programaciones que se emitirán, el convenio colectivo que regule los salarios de los trabajadores de este medio.
Los dos grupos de la oposición mostraron su incredulidad en que el Ayuntamiento pueda obtener a través de la publicidad los 500.000 euros contemplados en la memoria económica, puesto que «el sector audiovisual está pasando un mal momento» y recordaron que introducir un nuevo medio que competirá en este sentido con los privados ya existentes «no es oportuno».
García Montero defendió que la «información es la mejor inversión» que pueda hacerse y mientras que dijo «esperar» la actitud de los dos ediles de IU –a los que acusó de «estar en contra de todo»– calificó de «increíble» la postura de los socialistas.
Aseguró que él se sentiría avergonzado si fuera del PSOE como «el señor Castillo Higueras» — en alusión al militante que será expedientado por los socialistas tras integrarse como independiente en el PP–, puesto que este partido invierte 134 millones de euros para mantener Canal Sur, una televisión «objetiva y plural», ironizó.
Así acusó al PSOE de estar acostumbrados a ser ellos los que dominan la información y, tras acusarles de estalinistas, concluyó mostrando su «vergúenza» por ser «compañero» de los ediles de la oposición en esta corporación. Comentario que el concejal socialista José María Rueda pidió que constara en acta.
TERRENOS DEL FERIAL
Posteriormente, el pleno del Ayuntamiento rechazó, con los votos a favor de los grupos de la oposición, la moción presentada por el PSOE para que se entreguen a la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) los terrenos donde en la actualidad se celebra la Feria de Granada.
García Raya acusó al equipo de gobierno de «ocupar ilegalmente» esta parcela, que pertenecen a la Junta de Andalucía y que tienen un objetivo claro, «la construcción de 1.500 viviendas» –unas 800 de Protección Oficial–.
Así, la edil instó al PP a entregar de los terrenos para dejar de pagar unos intereses de unos «418.000 euros anuales» y a proponer otras ubicaciones «legales» para ubicar el nuevo ferial, «haciendo las gestiones urbanísticas necesarias para ello».
Ruiz recordó al equipo de gobierno que debe velar por la buena gestión del dinero público y le acusó de «vender a la ciudadanía que no hay ferial y que la culpa es de la Junta», lo que «no es de recibo».
La concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada, Isabel Nieto, consideró «inaceptable» la moción del PSOE, al que acusó de desarrollar una política «lesiva» para la ciudad, instándole a que urja a la Junta a construir el resto de las Viviendas de Protección Oficial (VPO) que «tiene pendientes en media ciudad».
Así criticó que el gobierno andaluz tenga «tanta prisa» en construir VPO en esta pacerla cuando puede empezar a hacerlo en los terrenos del antiguo cuartel de los Mondragones, entre otros lugares.
Criticó además la forma en que el PSOE vendió en su día estos terrenos al gobierno andaluz, lo que, dijo «hicieron a dedo y sin asegurarse de que con ese dinero podían adquirir otra parcela para el ferial».
Por su parte el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, recordó a la edil socialista que se ha propuesto a la Junta varios sitios para hacer un gran parque que una vez al año acoja el ferial, siendo una de las ubicaciones la del Parque de la Vega Sur propuesto por los socialistas con motivo del Milenio.
«En su día no nos aceptaron esta ubicación porque era vega y ahora, ¿ya no lo es?», se preguntó el regidor que instó a García Raya a «no confundir a la opinión pública porque no tiene capacidad para ello».
El último punto de la sesión fue destinado a la renuncia formal de Manuel Morales como edil del grupo municipal de IU, al no querer compaginar este cargo con el de coordinador provincial de la formación. Morales se despidió de todos y cada uno de sus compañeros y será sustituido por Francisco Puentedura, que tomará posesión del cargo previsiblemente en el pleno de diciembre.
Los ediles interrumpieron la sesión sobre las doce horas para guardar unos minutos de silencio con motivo del Día Internacional de la Violencia de Género y leer una declaración institucional, acto al que se sumaron algunas ciudadanos y asociaciones de mujeres. Antes de este momento, los ediles de los grupos municipales del PSOE e IU levantaron carteles en contra de la venta de la Casa Ágreda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí