GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)
La estación de esquí de Sierra Nevada recibió durante el fin de semana un total de 12.000 visitantes, de los cuales diez mil fueron esquiadores, quienes pudieron disfrutar de un total de 45,8 kilómetros esquiabales, lo que supuso una ampliación de 13,8 kilómetros con respecto al fin de semana pasado.
Según informaron hoy a Europa Press fuentes de Cetursa, la empresa que gestiona este espacio invernal, del total de visitantes, unos dos mil fueron usuarios del área recreativa del Mirlo Blanco, ubicada dentro de Pradollano.
Asimismo, los kilómetros esquiables correspondieron a las zonas de Veleta, Montebajo, Parador y Río Monachil, una pista que ya está entera abierta y los esquiadores pudieron acceder a las pistas a través del telecabina Borreguiles, en el que caben once personas de pie y ocho sentadas.
La apertura de este telecabina, que se produjo ayer, ha permitido que no se hayan registrado ningún tipo de cola para acceder a las pistas y que el movimiento de personas haya sido «rápido». Además, las fuentes indicaron que es probable que en los próximos días pueda abrirse al público el telecabina Al-Ándalus.
En cuanto a las condiciones climatológicas, el fin de semana ha estado soleado y las temperaturas han oscilado entre cero y 1 grado en Borreguiles y entre cinco y ocho grados en Pradollano, unas condiciones que han facilitado la práctica del esquí.
Del mismo modo, existe en la estación un desnivel de 1.100 metros, el más alto de España, lo que ha permitido a los esquiadores bajadas largas de hasta seis kilómetros, algo permitido únicamente a deportistas de alto nivel.
La estación de esquí de Sierra Nevada se abrió al público el pasado fin de semana, en el que un total de 7.200 personas, entre esquiadores y visitantes, decidieron acercarse a las pistas, de manera que es la apertura más temprana de los últimos 20 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí