GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha decomisado 40 kilos de hachís al interceptar a la altura de Almuñécar (Granada) un turismo que circulaba por la N-340 de forma temeraria con tres personas a bordo, que han sido detenidas por un presunto delito contra la salud pública.
La actuación se produjo después de que un usuario llamara a la Guardia Civil alertando de que un turismo Fiat Brava circulaba haciendo barbaridades por la N-340, entre La Herradura y Almuñécar, en dirección a esta última localidad, informó el Instituto Armado en una nota.
Una patrulla intentó interceptar el vehículo en la travesía de Almuñécar, pero sus ocupantes hicieron caso omiso a las señales de los agentes y consiguieron huir. No obstante, otros agentes consiguieron interceptar el coche poco más adelante, a la altura de Taramay. En ese momento el conductor salió corriendo del coche e intentó huir a pie, aunque fue alcanzado y detenido. Los otros dos ocupantes del vehículo permanecieron dentro en todo momento.
Al registrar el vehículo, los guardias civiles localizaron en el maletero un bolso de viaje de color negro que contenía 40 kilos de hachís en tabletas.
Los detenidos son de nacionalidad marroquí, de entre 27 y 43 años, y se dirigían a Valencia, ciudad en la que tienen su domicilio.
También se han requisado el coche, tres teléfonos móviles y 1.588 euros, que, junto con los detenidos, fueron puestos ayer a disposición del Juzgado de Guardia de Almuñécar.
DETENIDA TRAS CONFESAR QUE IBA A TRAFICAR CON DROGA
Por otro lado, también ha sido detenida una joven de 24 años que confesó a una patrulla que llevaba encima droga que acababa de comprar para venderla luego «al menudeo».
Fue encontrada en la avenida Blas de Otero sobre las 18,30 horas, por agentes a los que les sorprendió su mal aspecto y que estuviera llorando. Cuando le preguntaron si tenía algún problema y necesitaba ayuda, la joven confesó que acababa de comprar cocaína y heroína en el barrio de Almanjáyar, en Granada, para traficar con ellas en Motril, y que quería ser detenida, ya que estaba harta de esa vida.
Los guardias civiles comprobaron que la mujer llevaba encima 376 dosis de cocaína y 16 dosis de heroína, que le fueron aprehendidas.
La chica, que ha sido puesta a disposición del Juzgado de Guardia de Granada por un delito contra la salud pública, carece de antecedentes policiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí