SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)
La consejera para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, aseguró hoy que la menor de cuatro años supuestamente vendida por sus padres biológicos, al parecer de origen rumano, en la localidad granadina de Dúrcal está «bien atendida y evoluciona de forma muy positiva».
En declaraciones a los periodista en un desayuno informativo, Navarro afirmó que, en estos momentos, la Policía Local y el juzgado investigan el caso y garantizó que la menor, que se encuentra bajo la tutela de la Administración autonómica, «evoluciona de forma muy positiva dentro de las dificultades».
Así, los padres biológicos de la niña ingresaron ayer en prisión tras ser detenidos por la Policía, la cual también detuvo el pasado lunes a la mujer que supuestamente compró a esta una niña en una urbanización de la localidad, en «muy malas condiciones higiénico-sanitarias».
La Policía Local de la localidad inició las investigaciones a raíz de una información de sus vecinos, que aseguraban que la mujer le había comprado la menor a sus padres, según informó a Europa Press el alcalde de Dúrcal, Manuel Megías (PSOE), que consideró sin embargo que éste «no es un dato contrastado».
Al comprobar los agentes, en colaboración con la Policía Autonómica, que la niña no era hija de la mujer y no constaba que la hubiera adoptado, se produjo su detención, hace unas dos semanas, pasando posteriormente a disposición judicial. La Autonómica se hizo cargo de la investigación, para dilucidar si efectivamente la menor había sido vendida.
La casa en la que tenía a la menor estaba en muy malas condiciones, ya que en ella ambas vivían en compañía de unos 25 perros, que hacían insalubre el lugar. Los canes fueron llevados a la perrera provincial, donde después la mujer, que quedó en libertad con cargos, recogió a cinco de ellos, lo máximo permitido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí