En el pleno del Ayuntamiento se abordarán las medidas para desalojar a otro vecino cuya casa está afectada por las filtraciones de agua
GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)
La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Cuevas del Campo prevén reunirse el próximo 26 de noviembre para abordar el problema surgido en unas 25 viviendas del municipio, entre ellas casas cueva, que tienen «importantes grietas» por las filtraciones de agua provocadas a raíz de varias averías en la red de abastecimiento y que obligó a desalojar a una familia la pasada semana.
Así lo indicó hoy a Europa Press el alcalde de Cuevas del Campo, Ramón Mancebo (PP), que se mostró «satisfecho» por que se haya localizado y arreglado el foco de la avería en la red de abastecimiento del pueblo que, en general, se encuentra «en muy mal estado desde hace varios años».
Mancebo explicó que ya ha desaparecido, casi en su totalidad, la bolsa de agua originada junto a las viviendas afectadas –la mayoría ubicadas en la Cañada de San Isidro–, si bien añadió que «estas casas pueden sufrir a partir de ahora muchos más daños», al considerar que cuando se seque el terreno y éstas se asienten sobre el mismo se originarán nuevas grietas.
El regidor se mostró especialmente preocupado por el futuro de las casas cueva afectadas, «algunas con habitaciones inundadas», situación que expondrá a la Junta a fin de solicitar ayudas económicas. También espera reunirse en breve con otras administraciones, como la Diputación de Granada, para trasladarles esta petición.
El Ayuntamiento celebrará a las 18,30 horas de mañana un pleno extraordinario en el que están citados todos los vecinos afectados por las filtraciones, a los que se informará de las medidas emprendidas para solicitar las citadas ayudas.
También se debatirá la posibilidad de emprender acciones legales contra la empresa concesionaria del servicio de agua, Añil Garasa, a la que pedirán responsabilidades por lo sucedido. «Tenemos un montón de quejas que no han sido atendidas por la empresa, así que creemos que lo mejor es solicitarlo por la vía judicial», indicó el regidor.
También se aprobará la desviación de una subvención de unos 200.000 euros que se destinará a mejorar la red de abastecimiento de la Cañada de San Isidro y la calle Delicias, según explicó el concejal de Urbanismo, Daniel Jiménez.
Durante la sesión plenaria se abordará el desalojo de otro vecino cuya casa es la segunda más afectada por las filtraciones de agua. Se trata de un hombre de unos 70 años que vive sólo y que está mostrando «muchas reticencias para abandonar su vivienda», después de que un informe municipal haya puesto de manifiesto «la mala situación en la que se encuentra».
Jiménez explicó que el Ayuntamiento le buscará una casa de alquiler y asumirá su coste, hasta que se obtengan ayudas económicas para este fin.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí