GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
Un centenar de personas, entre políticos, escritores, periodistas y amigos del poeta y profesor Luis García Montero asistieron hoy a su clase, en la Facultad de Filosofía y Letras de Granada, para mostrarle su apoyo y protestar por la sentencia que lo ha condenado por injurias graves con publicidad a su compañero de departamento José Antonio Fortes.
Mariano Maresca, profesor de Derecho en la Universidad de Granada (UGR), fue el encargado de dar lectura a un manifiesto en el que sus compañeros y amigos mostraron su malestar por lo ocurrido, puesto que García Montero ha decidido abandonar la docencia en la institución académica granadina.
En el documento, al que podrán adherirse desde la media noche de hoy las personas que lo deseen a través de la web www.festivaldepoesiadegranada.com, se señala que la UGR tiene dos problemas: «ese presunto profesor –Fortes– cuenta con un incomprensible refrendo judicial para seguir propagando sus felonías, mientras la Universidad pierde a uno de sus mejores profesores».
«Todos nosotros, profesores, alumnos y ciudadanos, nos sentimos condenados por esa misma sentencia y queremos hacer público nuestro refrendo a la fecunda trayectoria del catedrático Luis García Montero, al valor de su magisterio y a su contrastada defensa de la dignidad de las personas y las instituciones libres. Perdemos a alguien muy valioso y nos quedamos con lo que hay. Y no sabemos callarnos», consta en el manifiesto.
A la facultad acudieron entre otros, la diputada provincial de Cultura, María Asunción Pérez Cotarelo, el concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Granada y hermano del poeta, Juan García Montero, el cantaor Juan Pinilla, los directores del Festival Internacional de Poesía, Fernando Valverde y Daniel Rodríguez Moya, el artista Juan Vida, o el cantaor Enrique Morente, que llegó empezada la clase y fue ovacionado por los alumnos al entrar.
Al finalizar su clase, Luis García Montero dijo a sus alumnos que si alguien tuviera alguna duda de literatura y «quiere preguntar por Góngora o Quevedo» puede acudir a los Juzgados de la Caleta, «porque, al parecer, allí hay alguien que sabe mucho sobre ellos», en relación a lo que el titular del Juzgado de lo Penal 5 de Granada, Miguel Ángel Torres, afirma en el fallo judicial, que Fortes y García Montero «no hacen uso de la ironía y la sátira, sino del insulto y la descalificación, y sus enfrentamiento no se recogen en obras que pasarán a la posterioridad, sino en textos judiciales», en contraposición a lo que hicieron los antes nombrados.
«La enseñanza en libertad es algo más que poder crear en la Universidad. La enseñanza en libertad, donde se arraiga la libertad de cátedra y la libertad de expresión, es la creencia en un espacio donde cada uno puede expresar sus ideas y responsabilizarse de ellas. Yo he sido incapaz de intentar coartar la libertad de nadie, porque me parece que estaríamos poniendo en peligro la libertad de expresión, porque cuando se abre una puerta, se pueden colar todo tipo de represiones», mantuvo el poeta en el aula, donde además dijo responsabilizarse de lo que ha dicho, porque lo entiende «como un ejercicio responsable de mi libertad de expresión».
El poeta ya anunció ayer que no recurrirá el fallo judicial y que además abandonará la Universidad de Granada ya que, según dijo, «no tiene sentido que esté yendo todos los días a la facultad a encontrarme con la gente del departamento», al que pertenece el profesor Fortes, que fue quien lo demandó por una serie de insultos que le profirió García Montero durante el transcurso de una reunión y por diferentes artículos que éste publicó en prensa.
El rector de la Universidad de Granada (UGR), Francisco González Lodeiro, pedirá a García Montero que reconsidere su marcha, ya que su abandono supondría una «pérdida muy importante», puesto que es un profesor de un «prestigio excepcional» que ha llevado a la Universidad de Granada a ser «punto de referencia» en Literatura Española. «Es un gran poeta, un gran profesor y se ha formado en Granada», indicó hoy el rector en declaraciones a los periodistas, en las que apuntó que las manifestaciones de Fortes «carecen de rigor científico».
García Montero ha sido condenado al pago de una multa de 1.800 euros e indemnización de 3.000 euros al profesor Fortes, cantidades que asumirán poetas, escritores, periodistas y amigos de García Montero, en una iniciativa promovida por los organizadores del Festival Internacional de Poesía Ciudad de Granada, que consideran «injusta» la sentencia emitida, que atenta además contra la libertad de expresión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí