GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
El juicio contra los menores que supuestamente agredieron y vejaron a otro en un municipio del área metropolitana de Granada y colgaron el vídeo en «Youtube» ha sido suspendido «sine die» por la imposibilidad de uno de los acusados de acudir a la vista oral por haber sufrido un accidente de moto.
Las partes han tenido además discrepancias de qué empresa es la responsable civil subsidiaria, si es la matriz Google Incorporated o Google Spain, ya que la Fiscalía pide que «Youtube» indemnice con 1.000 y 300 euros a la víctima y su presunto agresor, según informó a los periodistas el abogado de este último, Fernando Gálvez, quien señaló además que la acusación particular ha pedido que se cite a «Ideal Digital», que difundió las imágenes.
Según informó a los periodistas el representante legal de Google Spain, el portal de Internet «ha dejado claro que no tiene ninguna responsabilidad en los contenidos que cuelgan personas ajenas», responsabilidad que, para este tipo de entidades, está regulada por Ley, según explicó.
Asimismo, el titular del Juzgado de Menores 1 de Granada, Emilio Calatayud, habrá de resolver si es Google Inc. la persona jurídica que tendría que acudir a la vista, tal y como ha solicitado la Fiscalía, dijo el representante de la empresa, que incidió en que el portal de internet ha tenido más causas similares y todas con un resolución favorable.
Los hechos ocurrieron en un municipio del área metropolitana, cuando el presunto agresor se cruzó por la calle con la víctima, que fue llamado por el primero para solventar diferencias existentes entre ambos por hechos anteriores.
Al acercarse recibió una bofetada, al tiempo que otro menor que lo acompañaba comenzó a grabar los hechos en un móvil, de común acuerdo con el presunto agresor. Con la finalidad de «humillar» a su víctima, según se expone en el documento de la Fiscalía, le pidieron que «le besara los pies», y que hasta que no lo hiciera continuaría la agresión y la grabación, que quedó interrumpida momentáneamente por acercarse una persona al lugar.
El menor agredido suplicaba a los otros dos menores que dejaran de grabar pero éstos le repetían que le besara los pies a uno de ellos porque si no «iba a ser peor». Así, accedió la víctima a la petición, que se arrodilló, momento en el que uno de los acusados le dio un empujón y una patada mientras el otro, atento a la grabación, se reía.
Posteriormente, y ya sin consentimiento del presunto agresor, el otro acusado colgó las imágenes en el portal «Youtube», causando con la difusión «inconsentida» un «grave menoscabo» a la dignidad de los otros dos menores.
Los hechos relatados, según la Fiscalía, integran un delito contra la integridad moral, una falta de maltrato de obra, y dos delitos contra la intimidad, por lo que solicita, además de la indemnización, que tanto el presunto agresor como el tercer menor que grabó en un móvil y difundió posteriormente el material audiovisual deberán prestar 200 horas en beneficio de la comunidad, en tareas de carácter asistencial preferentemente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí