GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido en Órgiva (Granada) a un conocido estafador granadino como presunto autor de un delito de tenencia ilícita de armas por poseer un arma de guerra, concretamente un fusil de asalto de origen desconocido, tres cargadores y 60 cartuchos del calibre 5,56 milímetros, munición habitual en los ejércitos de la OTAN.
El descubrimiento del arma se produjo después de que este hombre, de 38 años e iniciales A.G.M., hubiese sido detenido por haber sustraído un cheque de la Asociación de Empresarios de Órgiva e intentado cobrarlo, tras falsificar la firma del tesorero, en la localidad granadina de Híjar.
El detenido no pudo cobrar dicho cheque porque la cantidad que pretendía estafar, casi 9.000 euros, era superior al dinero que dicha Asociación tenía en ese momento en la cuenta corriente, informó el Instituto Armado en una nota.
Esta actuación de la Guardia Civil comenzó después de que el pasado día 29 de octubre el presidente y el tesorero de la Asociación de Empresarios de Órgiva denunciara que les habían sustraído un cheque y que esa misma mañana habían intentado cobrar con él 8.700 euros en una caja de ahorros de la localidad de Híjar, pero, como no había suficiente dinero en la cuenta, no habían podido cobrarlo.
El equipo de Policía Judicial se hizo cargo de la investigación y las pesquisas de los agentes pronto llevaron a averiguar que el presunto autor del robo del cheque y su posterior intento de cobro, era un conocido estafador granadino al que le constan 20 detenciones anteriores, la mayoría de ellas por estafa.
El detenido había conseguido ganarse la confianza del tesorero de dicha Asociación y en una de las visitas a su despacho consiguió sustraer uno de los cheques, y tras falsificar la firma de su «amigo», intentó cobrarlo sin éxito.
Los agentes localizaron al presunto estafador en la localidad de Béznar, donde fue detenido y trasladado después hasta las dependencias policiales de Órgiva para la instrucción de diligencias.
En su declaración, con la supuesta finalidad de vengarse del denunciante, manifestó a los guardias civiles que en un bolso mochila que había en la vivienda de Béznar en donde había sido detenido, encontrarían un arma que le había regalado el tesorero de la Asociación.
La Guardia Civil localizó dicho bolso mochila y encontró dentro un fusil de asalto de color negro con culata plegable del calibre 5,56, sin marca ni número de serie, ni marcas de haberlos borrado, por lo que los agentes sospechan que dicha arma procede del mercado negro internacional de armas. Junto con el fusil, había tres cargadores de baquelita transparente para dicho fusil, dos de ellos municionados y listos para su uso con 30 cartuchos cada uno.
El arma ha sido enviada al laboratorio de balística de la Dirección General de la Guardia Civil para su análisis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí