GRANADA, 5 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Castril (Granada) se personará como acusación particular en el proceso que investiga el Juzgado de Instrucción de Huéscar sobre la colocación de cebos envenenados en el Parque natural de Castril a raíz de la detención, el pasado mayo, de un ganadero como principal sospechoso de ponerlos.
La detención de este ganadero se produjo después de que el pasado abril se hallara en el valle de Castril un ejemplar de quebrantahuesos muerto a consecuencia de un disparo. Tras este suceso se efectuó una abatida por la zona y se localizó a este hombre con cebos envenenados en su poder, según informó hoy a Europa Press el alcalde de Castril, Juan José López Ródenas.
La decisión del consistorio de personarse en este proceso, aprobada ayer en pleno por unanimidad, coincide con la localización la pasada semana de otro ejemplar de quebrantahuesos muerto por envenenamiento, por lo que, según indicó Ródenas, «nos encontrábamos en la obligación moral de demostrar que estamos en contra de esta práctica».
El regidor manifestó su intención de personarse en todos los procesos abiertos por la colocación ilegal de cebos envenenados, de acuerdo al convenio firmado con la Fundación Gypaetus, centrada en la conservación del patrimonio natural y del paisaje.
Destacó además lo «dañino de esta práctica» que no sólo puede matar a los zorros que atacan al ganado –principal objetivo con el que se colocan los cebos envenenados–, sino que también «puede provocar la muerte a una persona».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí