GRANADA, 04 (EUROPA PRESS)
La directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca, aseguró hoy ante el Juzgado de Instrucción número 6 de Granada, que investiga posibles irregularidades en la venta de entradas y el control de accesos al recinto, que la institución que preside desarrolló las actas de la comisión de seguimiento que mantenía con el BBVA –encargado anteriormente de la venta anticipada de las entradas– «de un modo correcto».
Así lo indicó Villafranca a los periodistas tras prestar declaración durante unas dos horas ante el juez instructor Miguel Ángel del Arco «para aclarar algunos aspectos procedimentales» de las citadas actas de seguimiento, lo cual fue solicitado por el BBVA.
La directora del patronato explicó que su declaración se ha referido a «cuestiones puntuales de detalle sobre las personas que participaban en las reuniones, los temas que se trataban y la firma de las actas», un proceso que en último lugar ella «ratificaba» junto a la secretaria general del patronato, Victoria Chamorro, cuya declaración está prevista para mañana.
Villafranca, que declaró por primera vez sobre este caso ante el juez, aseguró que «el patronato desarrolla sus actas administrativas de un modo correcto» y aclaró que en el convenio firmado entre ambas entidades «no existía obligación» de realizarlas. Se hacían, según dijo, para contar con un memorándum que servía para «para ir tomando el pulso a las cuestiones a plantear». Así, insistió en que estos documentos no procedían de ningún órgano colegiado.
Preguntada por los periodistas acerca de que el BBVA sostenga que hay actas de las que ha tenido conocimiento a raíz de la instrucción judicial, indicó que el banco «era conocedor» de la documentación que formaba parte de las reuniones y añadió que las «personas que han dicho eso lo hicieron como testigos», recordando que «de momento hay unas personas que están imputadas y que el Patronato es la acusación» particular.
Aseguró que el patronato sigue en la misma tónica de colaboración con la justicia e indicó que hoy ha hecho «algo que estaba esperando desde hace mucho tiempo», en relación a su declaración, al considerar que puede «resultar útil» y servir para agilizar lo que queda por desarrollar en la instrucción», que se prolonga desde hace más dos años.
En este caso están imputados alrededor de medio centenar de personas, la mayoría trabajadores del Patronato de la Alhambra y el Generalife por un supuesto fraude en el control y acceso al recinto monumental.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí