GRANADA, 4 (EUROPA PRESS)
Representantes del colegio José Hurtado, situado en el barrio granadino del Realejo, han pedido al Defensor del Ciudadano, Melchor Sáiz-Pardo, que les apoye en su lucha para evitar que se construya el parking subterráneo bajo el solar que ocupa el centro educativo, que supondría su derribo.
La directora del colegio y presidenta del Consejo Escolar, Encarna Medina, y el presidente de la AMPA, Jorg Fischer, explicaron en nombre de los trabajadores, alumnos, padres y madres del centro su negativa a que se construya el aparcamiento en este lugar. También pidieron al Defensor que medie en un futuro encuentro con el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado.
El colectivo de trabajadores del centro explicó al Defensor que este centro es el único colegio público en la zona del Realejo, lo que obliga a los progenitores a trasladar a los niños durante un tiempo indefinido. Además, los profesores creen que tardaría mucho tiempo en construirse en nuevo centro una vez construido el aparcamiento, que asimismo tardaría de uno a dos años en estar listo. Esto supondría un «gran malestar» en los padres, niños y niñas de la zona y una gran pérdida en educación para la ciudad de Granada, informó la Oficina del Defensor en una nota .
Otros argumentos que utilizaron para defender el actual colegio fue el proyecto educativo consolidado en el centro, así como el plan de mejora integral al que está sometido; el apoyo de la asociación de padres y madres de alumnos; la peligrosidad e insalubridad que conllevaría la construcción del parking en el solar y la catalogación del edificio en el PGOU vigente con protección estructural –por su valor cultural–.
Los representantes del colegio hicieron llegar al Defensor distintos documentos para que medie con el Ayuntamiento a su favor. Entre ellos, se encuentra la orden del 24 de enero de 2003 de la Consejería de Educación y Ciencia, que contiene las «Normas de diseño y constructivas para los edificios de uso docente».
Estas normas indican que no se proyectarán sótanos en edificios de nivel no universitario. Los semisótanos sólo se admitirán en casos muy justificados, debiendo tener ventilación e iluminación natural; y que los centros escolares deberán ser recintos seguros. Para ello, tanto en el edificio como en los espacios exteriores, se evitará el diseño de soluciones y elementos que puedan dar lugar a accidentes escolares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí