GRANADA, 04 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha desmantelado una banda juvenil dedicada a atracar en bares del cinturón granadino tras la detención de cuatro jóvenes muy violentos, dos de ellos menores de edad, que durante el último mes habían supuestamente robado en ocho establecimientos y a un vecino de Santa Fe armados con una pistola y una navaja.
Se trata de J.M.A.F., de 19 años, vecino de Granada; J.T.R.G., de 18 años, vecino de Albolote; y dos menores, también de Albolote y de 17 años. Los dos mayores de edad, tras ser puestos a disposición judicial, han ingresado en prisión. Los dos menores, fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores de Granada, y han ingresado en centros de reforma de la provincia de Córdoba.
La detención de los cuatro jóvenes se produjo después de que hubieran atracado en un bar del barrio de La Chana, del se apoderaron de dinero y un teléfono móvil. Tras el robo, se desplazaron a la avenida de la Hispanidad de Santa Fe donde, sobre las 3,30 horas, abordaron a un menor al que sustrajeron el reloj tras intimidarlo con una navaja, informó el Instituto Armado en una nota.
Cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la comisión de sendos atracos, dispuso un dispositivo en el área metropolitana granadina para intentar interceptar un turismo Volkswagen Golf de color blanco, ocupado por los cuatro jóvenes que presuntamente habían cometido ambos atracos.
Fueron las patrullas de Albolote y Maracena las que consiguieron interceptar dicho vehículo y detener a sus cuatro ocupantes sobre las 5,00 horas en la entrada de la localidad de Albolote.
Los cuatro detenidos llevaban encima en el momento de la detención una importante cantidad de dinero que coincidía con el que acababan de robar en el bar de La Chana.
ENCAPUCHADOS
En el registro que realizaron los agentes posteriormente en el vehículo, recuperaron la navaja con la que habían amenazado al menor al que robaron en Santa Fe y un teléfono móvil que resultó ser el del propietario del bar de La Chana. Los cuatro iban vestidos con las sudaderas con capuchas con las que ocultaban su rostro y que han sido reconocidas por todas las víctimas de los atracos que realizaron.
El «modus operandi» de estos cuatro jóvenes coincide en todos los atracos que se les imputan. Esperaban a la hora de cierre de los establecimientos y entonces, armados con una pistola o con una navaja, o con ambas a la vez, y ocultando su rostro tras la capucha, intimidaban a los propietarios de los establecimientos y a los clientes que en ese momento hubiera dentro y se apoderaban de la recaudación y de las carteras, joyas y teléfonos móviles de éstos últimos. Los ahora detenidos unas veces utilizaban para desplazarse sus ciclomotores y otras el turismo de uno de ellos, el Wolkswagen de color blanco en el que fueron finalmente interceptados.
En un registro realizado en una cochera de Albolote, que era donde guardaban sus ciclomotores, los guardias civiles descubrieron bajo el asiento de uno de ellos joyas y teléfonos móviles relacionados con algunos de los atracos perpetrados por los jóvenes detenidos.
Su participación en otros atracos ocurridos en localidades como Albolote, Atarfe, Maracena, Granada o Santa Fe, ha resultado comprobada gracias a los reconocimientos que las víctimas han efectuado de las características físicas, sus ropas e incluso sus rostros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí