GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)
La Audiencia de Granada acoge desde hoy el juicio contra dos jóvenes hermanos acusados de agredir sexualmente y vejar a un disminuido psíquico el 26 mayo de 2006, en el que supuestamente lo llevaron a una casa donde abusaron de él los presuntos implicados y más personas que no han podido ser identificadas.
Las Fiscalía solicita para cada uno de ellos una pena de 14 años de cárcel por el delito de agresión sexual, con las agravantes de vejaciones, actuación conjunta de más de dos personas o con una víctima especialmente vulnerable, circunstancias que también contempla la acusación particular, que eleva su petición a los 15 años de prisión.
Los hermanos, Jonathan y José Antonio G.F., de apenas 20 años, negaron ante la Sala su participación en los hechos y se limitaron a afirmar que sólo encontraron borracho a Mariano M.H., que entonces tenía unos 40 años, y que falleció un año después a consecuencia de una pancreatitis.
Su relato se contradijo radicalmente con el testimonio de la madre de Mariano, que incidió en que los acusados «molestaban» continuamente a su hijo, al que, según dijo, le habían robado la bicicleta tiempo antes. Según explicó ante el tribunal, el día de los hechos Mariano, que padecía una discapacidad psíquica del 95 por ciento, se dirigió a pedir cita a una peluquería canina a una zona cercana a su domicilio, cuando lo montaron en una moto y llevaron a una casa en la capital granadina, donde un grupo de personas abusó de él y lo vejó.
Esas personas, de las que la víctima sólo pudo reconocer a los acusados, le llegaron a penetrar analmente y le colocaron un tubo por la boca para introducirle alcohol hasta emborracharlo. Después de golpearle, según explicó su progenitora, fue abandonado en un basurero, en cuyas cercanías fue encontrado por agentes de la Policía, que lo llevaron a su casa y posteriormente a un centro hospitalario, donde fue atendido.
Mañana está prevista la lectura de la declaración que prestó Mariano ante el juez, así como las pruebas testificales propuestas por la defensa y las periciales, con el testimonio de los médicos forenses que examinaron a la víctima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí