GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)
La consejera de Gobernación de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, dijo hoy respetar la moción aprobada ayer por el Ayuntamiento de Armilla (Granada) para urgir a juzgados y Junta a que se pronuncien con celeridad para desbloquear el Centro Comercial Nevada, aunque indicó que el gobierno andaluz «trabaja fundamentalmente para salvaguardar el cumplimiento de la ley».
Aguilera, que presentó hoy en Granada los presupuestos de la Junta para la provincia en 2009, afirmó entender la «incertidumbre del Ayuntamiento de Armilla» respecto a la actual situación del centro, investigado por su supuesta tramitación irregular, aunque matizó que «aquí más que solucionar un problema es importante cumplir la ley».
Indicó que la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía estudia en estos momentos la fórmula «más adecuada! para alcanzar un acuerdo extrajudicial que solucione la situación del centro, si bien insistió en que el mismo, «si es posible técnica y legalmente», deberá ser aceptado por los jueces, tras lo cual se le presentaría al Ayuntamiento de Armilla, añadiendo que el «propietario –de la infraestructura comercial– también deberá estar de acuerdo».
Recordó que «fue la Junta de Andalucía la que llevó todo el proceso ante los tribunales» e indicó que si finalmente no es posible hallar un solución extrajudicial «se tendrá que llevar a cabo» lo que estimen las resoluciones judiciales «sean las que sean».
Las declaraciones de la consejera se producen después de que el Ayuntamiento de Armilla aprobara ayer una moción, con los cinco votos en contra del PP, para instar al Juzgado de Instrucción número 6 y al Contencioso Administrativo número 1 de Granada a que emitan sus resoluciones en el menor plazo posible, así como para pedir a la Junta el desbloqueo administrativo de la actual situación, adoptando decisiones encaminadas a una apertura definitiva del centro.
La moción fue presentada por el grupo socialista y aprobada al final del pleno extraordinario convocado con el único punto del orden del día de informe y debate de la situación del proyecto Centro Comercial Nevada, investigado por su supuesta tramitación irregular, asunto por el que está imputado, entre otros, ex alcalde del municipio Antonio Morales Cara (PSOE).
El alcalde de Armilla, Gerardo Sánchez (PSOE), indicó durante su intervención que una pronta resolución de los procesos judiciales evitaría que las personas que están siendo investigadas y sus familiares sufran la «llamada pena de banquillo», una «condena social que vulnera cualquier presunción de inocencia e imposibilita cualquier futura reparación moral», añadió.
Indicó además que la pronta resolución judicial propiciará que puedan adoptarse por parte de las administraciones implicadas las medidas necesarias para obtener una apertura definitiva del centro comercial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí