GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
La Junta de Personal Docente de enseñanzas no universitarias de Granada manifestó hoy su apoyo al deseo de los profesores y los padres del colegio público Torres Hurtado, en el barrio del Realejo, de que no se construya un aparcamiento en el mismo y se opuso a que se derribe.
Este organismo consideró hoy a través de un comunicado que el edificio posee «buenas instalaciones» y reúne «ampliamente» las condiciones que estipula el Real Decreto, que establece los requisitos mínimos de los centros que imparten enseñanzas escolares de régimen general, por lo que consideró que las opiniones que aluden al mal estado del colegio «son manifiestamente inciertas».
Indicó además que el centro está acogido a un programa de mejora integral y ha sido dotado de calefacción, entre otras mejoras, como la renovación de ventanas y cerramientos, «ya aprobadas y pendientes de realización».
La Junta de Personal indicó que se trata del «único» centro escolar del barrio que por su carácter público supone un proyecto educativo «diferenciado, laico, en un entorno, en el que, al igual que en otras zonas de la capital, la enseñanza pública se halla en minoría».
Consideró que el colegio, que escolariza a más de 130 niños, ofrece servicios «muy necesarios» para la comunidad, como aula matinal, servicio de comedor y actividades extraescolares, siendo además la sede de la Asociación de Padres y Madres, así como de los Equipos de orientación Educativa de la zona Albaicín-Centro.
«Dentro de nuestras competencias apoyaremos a la Administración Educativa en cuantas medidas tome en la defensa del mantenimiento del centro, así mismo instaremos a que las mejoras contempladas en el plan integral, sean de pronta aplicación».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí