El agua, que salía de las tuberías con tierra, no presentaba síntomas de contaminación y «ya sale totalmente limpia»
BAZA (GRANADA), 25 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Baza, que recomendó a los vecinos que no bebieran agua potable del grifo ya que presentaba unos niveles altos de turbidez a consecuencia de las tormentas registradas el pasado miércoles en la localidad, aseguró hoy que ya «hay normalidad, por lo que no hay ningún tipo de problemas».
Así lo indicaron a Europa Press fuentes municipales, ya que esta situación se mantiene desde el jueves, momento desde el que se realizaron «constantemente» analíticas de agua «que no dieron síntomas de contaminación alguna», por lo que «si alguien la ha consumido en las últimas 48 horas no corre ningún riesgo», aseguraron.
La situación afectó especialmente a la parte baja del municipio, que se abastece del manantial de las Siete Fuentes, mientras que la recomendación de no consumir agua del grifo también se extendió a los colegios, a los que se les aconsejó que la compren embotellada y pasen luego la factura al Ayuntamiento.
La tromba de agua, en la que se registraron 28 litros por metro cuadrado en una hora que alcanzó los 45 en la zona del Cortijo de Santaolalla –a las faldas de la Sierra de Baza– provocaron el desbordamiento de dos ramblas, la de Zoaime y Ribera, y obligaron a cortar la carretera de Caniles.
Por su parte, los bomberos tuvieron que rescatar a dos personas que habían quedado aisladas en la nave donde estaban trabajando, ya que la tromba de agua hizo desaparecer el camino y no podían salir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí