GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)
Unos 60 secretarios judiciales de Granada, de un total de 70, se concentraron hoy frente a los Juzgados de La Caleta en señal de protesta por la sanción de dos años de suspensión de empleo y sueldo impuesta a Juana Gálvez, la secretaria del Juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla, cuyo titular, Rafael Tirado no ejecutó una sentencia pendiente contra el presunto asesino de Mari Luz Cortés, y para poner de manifiesto la «falta de medios» de que adolece la administración de Justicia.
En Granada existen unos 70 secretarios judiciales pertenecientes a 47 órganos unipersonales y órganos colegiados, como la Audiencia Provincial de Granada y la Sala del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, según informó a los periodistas la secretaria del Decanato de los Juzgados de Granada, Inmaculada Rey, quien aseguró que la jornada de paro de tres horas prevista para hoy, desde las 10,00 a las 13,00 horas, ha sido secundada por unos 60 secretarios.
Rey indicó que «la falta de medios es una absoluta realidad» y consideró que el caso de la secretaria judicial Juana Gálvez «no es aislado» y podría repetirse «en cualquier momento en cualquier juzgado de lo Penal de España», por lo que, a su juicio,»la Administración del Estado y los órganos competentes «deberían de realizar un estudio profundo para conocer la situación en que se encuentran estos juzgados». También apostó por que se inicie una inversión económica sostenida en la mejora de medios para el desarrollo de las funciones.
En este sentido, la secretaria del Decanato aludió a la necesidad de que se efectúe una informatización «real y urgente» en la Administración de Justicia, así como el desarrollo de la regulación de la Oficina Judicial prevista en la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, operada por la Ley 19/03 de 23 de diciembre, con la creación de los correspondientes servicios comunes dirigidos en exclusiva a los secretarios judiciales.
«Es necesario crear un sistema acorde con los tiempos que vivimos», según comentó Rey, quien subrayó el hecho de que el actual marco procesal es «totalmente arcaico» al datar del siglo XIX, lo cual dijo, «también repercute en nuestra labor».
Por otra parte, todos los jueces de Granada que se encuentran actualmente en activo –un total de 44– celebraron hoy una Junta General para analizar las «injerencias» políticas en las facultades disciplinarias que competen exclusivamente al Consejo General del Poder Judicial, un encuentro que surgió de la reunión que los jueces decanos de España mantuvieron el pasado 8 de octubre en Cádiz.
Durante la Junta General, los jueces de Granada aprobaron su adhesión al comunicado aprobado en la Reunión de Jueces Decanos de Cádiz de 8 de octubre, al comunicado de los presidentes de Audiencias Provinciales de España, y de Magistrados del Tribunal Supremo, así como se unieron al «sentir de los secretarios judiciales que ha dado lugar al paro de hoy, con todas sus consecuencias».
El juez Decano, Antonio Moreno, indicó a los periodistas que el caso de la niña Mari Luz ha propiciado que «salgan a la luz todas las carencias que tiene el sistema judicial». Insistió en que los jueces «no quieren que esta reunión se interprete como una huelga encubierta, sino como una reivindicación de la falta de medios materiales, personales y humanos de los que corresponden dotar a la administraciones públicas».
Aseguró que los jueces de Granada vienen reclamando desde 2001 a todas las administraciones la creación de juzgados y la dotación de medios y criticó que «ningún gobierno de la democracia se haya ocupado de la justicia», porque, según dijo, «ésta políticamente no interesa».
Para Moreno «no cabe ahora echar la culpa a los jueces y secretarios de cualquier anomalía que se produzca como consecuencia de un defectuoso funcionamiento de la justicia», ya que, opinó, «cada uno debe asumir su responsabilidad» y recordó que «el correcto funcionamiento de la justicia con los debidos medios es la garantía de los derechos de los ciudadanos»
Por último, los jueces aprobaron emitir un comunicado en el que pusieron de manifiesto que «desde la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial por la Ley Orgánica 19/2003 y el nuevo diseño que ésta efectúa de la oficina judicial los jueces carecemos de cualquier tipo de competencias organizativas o de funcionamiento sobre dicha oficina y sus funcionarios».
En el documento, también aludieron a la «inhumana jornada de trabajo –de más de doce horas diarias– de los jueces que es desconocida por la ciudadanía». Aunque Moreno no pudo ofrecer datos del número de juicios que habrán sido suspendidos a lo largo de hoy, si bien recordó que «serán todos aquellos en los que los secretarios hayan secundado el paro».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí