SEVILLA, 20 (EUROPA PRESS)
La consejera para la Igualdad y el Bienestar Social, Micaela Navarro, afirmó hoy que la agresión cometida esta madrugada en la localidad granadina de Nívar es una caso de violencia de género, como «parecen indicar todas las circunstancias», sin que valga «ninguna justificación».
En declaraciones a los periodistas previas a la reunión del Consejo Andaluz de Mayores, Navarro reivindicó que este tipo de casos «no se pueden justificar nunca alegando enajenación mental u otra circunstancia», ya que, cuando «hay cualquier otro tipo de atentado físico jamás se trata de justificar por qué ha ocurrido».
Así, apuntó que «parece que no terminamos de creernos que hay una realidad por la que han sido asesinadas más de 50 mujeres en lo que va de año, por más que el propio entorno diga una vez más que no era una persona violenta».
«Sabremos si se trata de un caso de violencia de género o no cuando el juez intervenga, pero todo parece indicar que así ha sido», subrayó la consejera, quien insistió en que el hecho de que normalmente los agresores no sean personas violentas con su entorno «no significa nada, pues suelen ser violentos sólo con la persona con la que conviven, por lo que ese no es un criterio a la hora de decidir si hay o no maltrato».
En esta línea, la titular del ramo, que se congratuló de que las consecuencias de la agresión no hayan sido «fatídicas», lamentó que hay una tendencia a determinar las causas dependiendo de cuales sean las consecuencias, destacando que «aunque las causas no se vinculen con la violencia de género en este caso, lo cierto es que lo es».
El suceso se produjo después de que el ahora detenido sufriera enajenación mental provocada por un episodio de hipoglucemia –bajada de azúcar–, lo que le llevó a agredir a sus familiares. El hecho de que no hubiera denuncias de maltrato ni antecedentes de agresiones ha llevado a los investigadores a descartar, en principio, que los hechos constituyan un delito de violencia de género.
Los hechos ocurrieron sobre las 1,05 horas, cuando una llamada alertaba de que un hombre había agredido a su familia en un supuesto apuñalamiento en la localidad granadina de Nívar. Hasta el lugar se desplazaron dos equipos de emergencia que atendieron a la mujer, y al niño, que presentaban heridas de arma blanca. Tras recibir los primeros cuidados en el lugar, madre e hijo fueron trasladados graves a sendos hospitales de Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí