MOTRIL (GRANADA), 15 (EUROPA PRESS)
Unas 300 personas se concentró a las 12,00 horas de hoy a las puertas del Ayuntamiento de Motril (Granada) en repulsa por la muerte de Rosario G., la mujer de 41 años cuyo cuerpo sin vida fue hallado ayer en un cortijo del municipio junto al cadáver de su marido, presunto autor del homicidio, que después se suicidó, según las investigaciones.
Al acto de repulsa convocado por el Consistorio acudieron el subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz, la delegada provincial para la Igualdad y el Bienestar Social, Magdalena Sánchez, y la coordinadora provincial del Instituto de la Mujer, Carmen Solera.
Miembros de la corporación municipal desplegaron una pancarta con el lema «Motril contra la violencia de género». El primer edil motrileño, Carlos Rojas (PP), lamentó el «hecho increíble» y rechazó en nombre de Motril «todo tipo de violencia machista» a la vez que reclamó más medios para evitar «esta lacra».
Cruz destacó por su parte la importancia de la educación «para que los hombres traten a las mujeres en situación de igualdad» y confirmó que sólo los dos fallecidos estuvieron implicados en la agresión y que la investigación sigue abierta «para determinar todos los detalles».
Cruz instó a todas las mujeres que sean agredidas que rompan su relación que lo pongan en conocimiento de los instrumentos judiciales para evitar sucesos como el de Motril. Según el subdelegado, la fallecida estaba amparada por una orden de alejamiento en vigor «aunque estaba intentando rehacer la relación», por lo que abogó por su cumplimiento «porque son elementos de protección muy valiosos».
La delegada provincial para la Igualdad y el Bienestar Social destacó que los medios existen «y son suficientes pero hay que aplicarlos para evitar desenlaces como el del matrimonio de El Ejido (Almería)».
También en la explanada de la sede de la Diputación de Granada sus trabajadores y representantes de la institución guardaron cinco minutos de silencio en repulsa por la última muerte de violencia de género de Motril, situación que se repitió, también a las 12,00 horas, en la sede los sindicatos, en la capital granadina.
De igual forma, el Ayuntamiento de El Ejido (Almería) convocó para hoy cinco minutos de silencio y expresó su rechazo a cualquier forma de violencia y su condolencia ante este asesinato que ha conmocionado a la ciudadanía del municipio, donde residía y trabajaba la pareja, con tres hijos menores de edad, aunque ella era natural de Laujar.
Por otro lado, el PSOE de Granada manifestó también su condena y repulsa ante la muerte que, fruto de la violencia machista contra la mujer, se produjo ayer, y lanzó un mensaje de apoyo a la familia de la fallecida.
El PSOE, que quiso dar un mensaje de aliento a las mujeres víctimas de malos tratos, mostró su firme apoyo a las mujeres «porque es posible escapar del círculo de la violencia, y por ello vamos a seguir trabajando como socialistas para que la erradicación de esta lacra social termine siendo una realidad», afirmó en un comunicado la secretaria de Igualdad del PSOE de Granada, Sonia Soria.
La mujer falleció como consecuencia de las heridas que le provocó su pareja, Manuel H.M., de 51 años, con una sierra de corte radial. Una de las heridas pudo seccionar la femoral en la pierna, por lo que se baraja que la mujer muriera desangrada «aunque lo tendrá que confirmar la autopsia». El ex guardia civil se quitó la vida sobre el cuerpo de su mujer hiriéndose con un taladro, confirmaron a Europa Press fuentes de la investigación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí