Uno de los detenidos reconoció que cobraba 1.000 euros, un billete de avión y un coche de alquiler por la suplantación
GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)
Un total de cuatro personas de distintas nacionalidades y edades comprendidas entre los 28 y los 38 años han sido detenidas durante la celebración de los exámenes teóricos para la obtención del permiso de conducir en Loja y la capital por haber supuestamente suplantado la identidad de las personas que se examinaban con documentación falsa.
Los detenidos son cuatro hombres de nacionalidad paquistaní, china, ghanesa y española, que se habían desplazado desde distintos puntos de España expresamente para realizar el examen por otra persona a cambio de dinero, según informó hoy la Guardia Civil a través de un comunicado.
El primer detenido fue un hombre de nacionalidad paquistaní cuyo domicilio habitual está en Barcelona y que vino a Granada a examinarse por un compatriota suyo, también de Barcelona, cuyo NIE –documento de identidad que se expide a los ciudadanos extranjeros– había falsificado.
El segundo detenido, de nacionalidad española y 28 años, fue localizado en Loja, donde utilizó para examinarse «una burda falsificación de una licencia para conducir ciclomotores».
Este hombre declaró a la Guardia Civil que vino desde las Islas Baleares a suplantar la identidad de un paisano suyo, de la misma etnia, previo cobro de 1.000 euros, de un billete de avión ida y vuelta para él, su mujer y su hija, y de un coche de alquiler que utilizaría para desplazarse desde el aeropuerto hasta el lugar del examen. Añadió que esta es su tarifa habitual y que vive de ello.
A este detenido le constaba, además, una orden de búsqueda y detención del Juzgado de lo Penal número 7 de Palma de Mallorca.
El tercer detenido fue un ciudadano de nacionalidad china de 37 años de edad, cuyo domicilio está en Córdoba. Al parecer, ya fue detenido el pasado mes de marzo en Cádiz por el mismo motivo, lo que hace suponer a los agentes «que también cobra por suplantar la personalidad de otros en los exámenes».
El último detenido, de nacionalidad ghanesa y 38 años de edad, sí tiene su domicilio en la provincia de Granada, y como los anteriores utilizó un NIE falsificado para suplantar a un compatriota suyo.
Los cuatro hombres han sido puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Granada y de Loja como presuntos autores de un delito de usurpación de estado civil y otro de falsedad de documento de identidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí