GRANADA, 05 (EUROPA PRESS)
«TeleChirimoya», la primera tienda «on line» del mundo que comercializa este producto tropical cultivado en una pequeña zona de la costa granadina, ha recibido en sus primeros días de funcionamiento unos 200 pedidos, de los que alrededor de la mitad proceden de lugares como París, Londres o Berlín.
Así lo informó a Europa Press uno de los creadores de la iniciativa, Miguel Ángel Sillero, quien explicó que, aunque tenían previsto comenzar a funcionar sobre el 20 de este mes, «han tenido que acelerar la producción ante la buena acogida de los consumidores».
Sillero explicó que hasta la fecha se han enviado pedidos a ciudades españolas como Valencia, Cádiz, Marbella y algunos puntos de los Pirineos y aseguró que están cumpliendo con las expectativas de que el producto esté en la mesa del cliente en un plazo de 48 horas desde que es recolectado del árbol.
No obstante, esta empresa «on line» aún no ha podido responder al más del centenar de pedidos que le han llegado desde el extranjero, ya que la actual legislación no permite transportar con mensajería urgente productos alimenticios si para ello hay que traspasar las fronteras nacionales.
Sillero lamentó este hecho, «ya que el extranjero es un mercado potencial para nosotros» e indicó que la empresa está estudiando distintas opciones para conseguir enviar estos pedidos con la premisa de que lleguen a su destino en un plazo máximo de tres días.
«Nosotros queremos que haya calidad en el producto, y la chirimoya no soporta bien el frío durante muchos días por lo que estamos estudiando solicitar ayudas a la Unión Europea o desviar el producto a algún punto de venta», comentó el empresario que, aseguró que «esperaba que la iniciativa marchara bien».
Según explicó, se trata de un fruto «muy exclusivo» que sólo se cultiva en Sudamérica y Ecuador.
«Además contamos con el añadido de que la calidad del producto se ha devaluado mucho porque en estos países lo cortan verde para que aguante unos ocho días de transporte aéreo, mientras que el nuestro llega en perfecto estado y con un sabor muy dulce», al reducir el tiempo de transporte.
Explicó que la mayoría de sus clientes son particulares y restaurantes, «en este último caso lo están presentando como un postre más elitista», añadió.
Esta iniciativa pretende aprovechar una fruta cuya producción se centra, además de en los países antes citados, en una pequeña zona de la costa tropical y que resulta desconocida para muchos turistas que «al verla piensan que viene exportada de otros países».
El producto se vende en cajas de seis y doce unidades o como «producto personalizado», mientras que los promotores de la idea prevén potenciar a través de la página web de la empresa el conocimiento y los usos culinarios de este fruto, mediante iniciativas como un concurso de recetas que tengan a la chirimoya como protagonista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí