Un total de 40 agentes se dedicarán en exclusiva a controlar que los jóvenes no beban fuera del «botellódromo» GRANADA, 03 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Granada duplicará desde este fin de semana y coincidiendo con el inicio del curso universitario el número de agentes de la Policía Local para evitar que los jóvenes hagan botellón en el centro de la ciudad y propiciar que se desplacen hasta el «botellódromo».
Así lo indicó a Europa Press el concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de Granada, Eduardo Moral (PP), quien explicó que los agentes harán un especial hincapié en los comercios que venden alcohol fuera de la hora permitida, a quienes se le pueden poner sanciones de hasta 3.000 euros.
Puesto que al inicio del curso universitario llegan a la ciudad muchos jóvenes nuevos, los agentes «tienen la orden de ir informándoles de que no se puede beber en la vía pública y de mandarlos al botellódromo», lugar habilitado para realizar esta práctica que se sitúa en la zona Méndez Núñez
No obstante, Moral no descartó que también haya sanciones para las personas que beban en la calle, con multas de 300 euros, así como para aquellos que orinen en la vía pública o la ensucien.
Los agentes se situarán especialmente en las zonas de Plaza Nueva, calle Molinos o Plaza Einstein. También habrá policías en el citado botellódromo «para evitar altercados», comentó el edil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí