GRANADA, 01 (EUROPA PRESS)
La militar encontrada muerta en el barrio granadino de La Chana, Encarnación G.A., no había denunciado malos tratos ante el juzgado, según informó a Europa Press la coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer en Granada, Carmen Solera, que señaló asimismo que tampoco era usuaria de los servicios de este organismo.
Por ahora, según indicaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Granada, no se descarta ni confirma que se trate de un caso de muerte por violencia de género, que sería el primero en la provincia en lo que va de año.
Los vecinos de los militares fallecidos, que vivían en la calle Doctor García de Castro del barrio granadino de la Chana, se mostraron «consternados» por lo sucedido y dijeron que eran una pareja normal a la que nunca habían oído discutir.
Según relató a Europa Press una de las vecinas que vive en la misma planta de la fallecida, ambos llevaban juntos unos tres o cuatro años. En este sentido, el barrio se enteró de la noticia cuando llegaron al domicilio dos agentes de la Policía Nacional y también una compañera de Encarnación G.A, de unos 30 años, que no se había presentado hoy a trabajar ni atendía a sus llamadas.
Como la ahora fallecida, a la que los policías pretendían informar de la muerte de su pareja, no abría la puerta, llamaron al padre de ésta, que entró al piso, en el número 13 de la citada calle, y se encontró su cuerpo sin vida con signos de violencia, según los primeros indicios.
Al lugar de los hechos también se trasladó la madre de la militar, que gritó que «le había dicho muchas veces a su hija que lo dejara», según el testimonio de los vecinos.
Agentes de la Guardia Civil comenzaron la investigación cuando encontraron un vehículo estacionado en un puente de Dúrcal, en cuyas inmediaciones encontraron el cadáver del hombre, cabo primero de la Unidad Militar de Emergencias (UME). El vehículo estaba a nombre de su pareja, que tenía su domicilio en la capital.
El día antes el hombre fue a comprar a un supermercado de la zona, donde el encargado del establecimiento dijo a Europa Press que era una persona «muy introvertida» pero de la que «nadie se esperaba que fuera capaz de matarla».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí