GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la absolución del padre y su hijo que fueron enjuiciados por un jurado popular en la Audiencia de Granada acusados de matar a un joven en el barrio del Zaidín el pasado 5 de enero de 2007.
La Sala de lo Civil y Penal desestima íntegramente el recurso de apelación interpuesto por el Ministerio Fiscal contra la sentencia dictada por la magistrada-presidenta del tribunal del jurado en la que absolvía del delito de homicidio a los dos acusados, de iniciales D.A.A. y C.A.O..
En su sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, el TSJA señala que un atento análisis del escrito de recurso «no puede conducir a otra conclusión que a su desestimación», puesto que el fiscal «no acaba de identificar una prueba contundente e inequívoca» de la que debiera haberse deducido el acuerdo entre ambos acusados o la inexistencia de los hechos en los que concurrieron las eximentes estimadas, trastorno mental transitorio y legítima defensa.
La Sala indica que el Ministerio Fiscal llevó a cabo en su escrito de recurso un análisis del material probatorio «en su conjunto», comentando «supuestas incoherencias o inconsistencias» para contrastar los hechos declarados probados y las afirmaciones en los fundamentos de derecho de la sentencia, con las «propias tesis» del fiscal.
Así, considera en la sentencia, que «más bien se limita a poner en duda los informes periciales y las declaraciones de los acusados y testigos en los que el veredicto se ha basado. El TSJA afirma asimismo que los esfuerzos del Ministerio Público «no pasan de constituir una crítica de carácter valorativo» sobre la prueba practicada y es justamente esa crítica «lo que está vedado en este recurso extraordinario».
«A la Sala ha quedado claro que el representante del Ministerio Fiscal que redactó el escrito de recurso está convencido de la culpabilidad de los acusados, pero obviamente esa convicción no tiene relevancia alguna si no ha logrado anclarse en pruebas suficientes para transmitir esa convicción al jurado», mantiene.
EL FISCAL SOLICITABA UNA PENA DE 12 AÑOS.
Un jurado popular declaró no culpables a los dos hombres, para quienes el Ministerio Fiscal reclamaba 12 años de prisión por un delito de homicidio.
El tribunal popular, que dictaminó su veredicto en la tarde del pasado 16 de febrero, absolvió al padre por unanimidad y al hijo por mayoría, a quien le consideraron la circunstancia de legítima defensa.
En la vista oral, D.A.A., en el uso de la última palabra, aseguró que «esto le puede pasar a cualquiera en una situación de pánico» ya que, según relató, sacó la navaja con la que finalmente mató a la víctima para «intimidarlo».
Previamente el ahora fallecido le había «amenazado» e incluso ese día habían mantenido un enfrentamiento con forcejeo, todo a raíz de un conflicto originado por unos pendientes de oro que le encargó una prima del fallecido a D.A.A. para que los hiciera en su taller de joyería.
El fiscal, por su parte, no creía que D.A.A. ni su padre, al que consideraba también autor del homicidio, actuara para defenderse y manifiesta que tenía pretensiones «vindicativas» o «de venganza» para saldar las desavenencias anteriores por las que el joven sufría «miedo» desde meses atrás.
Consideraba el Ministerio Público los hechos constitutivos de un delito de homicidio con la agravante de abuso de superioridad, puesto que el padre supuestamente agarró a la víctima que amenazaba a su hijo con una barra de hierro, motivo que esgrimió el joven para sacar su arma, una navaja que portaba desde que se originó el conflicto.
Las defensas apuntaron que nunca tuvieron ánimo ni intención, padre e hijo, de matar al «Kinder», que es como se apodaba el fallecido, y negaron que fuera de común acuerdo como se produjeron los hechos que acabaron con la muerte de éste a consecuencia de un navajazo en el corazón.
Tras el incidente, los procesados, según alegaron, desconocían la «gravedad» de las heridas ocasionadas, por lo que se marcharon del lugar para acudir a una Comisaría de Policía primero y después a la Guardia Civil de La Zubia donde relataron los hechos, si bien presentaron al fallecido como agresor por los acontecimientos anteriores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí