GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)
La portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada, Carmen García Raya, ha reconocido que «es difícil ganar la capital» y ha opinado que «quizá» su partido «haya cometido errores» cuando se han perdido las elecciones y los candidatos a la Alcaldía de la ciudad, como ocurrió en el caso de Javier Torres Vela, «se han marchado».
García Raya señaló en una entrevista concedida a Europa Press que esta situación ha propiciado que se forme «una falsa leyenda sobre que los socialistas sólo quieren la ciudad para gobernarla», si bien matizó que su grupo «ya no se va a desestructurar» y centrará su labor hasta las próximas elecciones en «generar confianza y credibilidad entre la ciudadanía».
«Somos un grupo de personas que creemos en el papel que tenemos», comentó la edil, que calificó de «apasionante» el formar parte de la oposición, ya que le permite mediar entre la población y sus necesidades y el equipo de gobierno a fin de «ganarse poco a poco el corazón de los ciudadanos».
Así, aseguró que «es una prioridad» que el próximo regidor de la ciudad sea socialista y, aunque rehusó confirmar si será escogida como cabeza de lista, «algo que depende su partido», reconoció que le «encantaría» ser la próxima alcaldesa de Granada.
Para García Raya, el actual equipo de gobierno está cometiendo «importantes errores», uno de los factores que, a su juicio, es «determinante para el cambio», junto a la posibilidad de «convencer de que los socialistas cuentan con una alternativa de ciudad que es mejor para los granadinos y donde el urbanismo es utilizado para hacer ciudad y no para ingresar dinero en las arcas», añadió.
Respecto al futuro próximo del grupo, explicó que afrontan el curso político con dos objetivos «claros»: el contacto diario con los ciudadanos y obtener un consenso satisfactorio en los cinco grandes temas de la ciudad que serán objeto de pacto entre los partidos con representación en el Ayuntamiento.
PP, PSOE e IU acordaron el pasado 4 de septiembre alcanzar pactos en las materias de vivienda, turismo, cultura y movilidad, así como en las propuestas para la celebración del Milenio del Reino de Granada en 2013.
El turismo y la vivienda fueron introducidos a propuesta del PSOE, que prefirió sacar de las negociaciones asuntos que «podían traer confrontación», como el urbanismo, donde se incluyen el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y el Plan de Ordenación Territorial de la Aglomeración Urbana de Granada (Potaug).
También salieron de la hoja de pactos las infraestructuras como el metro, AVE o cierre de la segunda Circunvalación, al considerar los socialistas que ya existen estudios técnicos y acuerdos cerrados sobre estos asuntos y que «tratarlos supondría un debate estéril».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí