GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía considera que las cifras de llegadas de pateras a las costas de la provincia de Granada «siguen resultando bastante preocupantes», aunque hayan pasado sin embargo de 50 en 2006 a 32 en 2007, y con 1.966 y 1.304 inmigrantes a bordo respectivamente.
Así consta en la Memoria de la Fiscalía de la Audiencia Provincial, consultada por Europa Press, en la que se incide además en que el fenómeno presenta una evolución descendente «que parece consolidarse durante los últimos tres años».
El establecimiento de dispositivos de control, agrega el Ministerio Público, eleva paulatinamente el número de pateras interceptadas hasta que en el año 2005 se inicia una más eficaz persecución penal de estos hechos que provoca un descenso paulatino de expediciones en una tendencia decreciente durante los últimos tres años.
De hecho, poniendo en relación este dato con la identificación y encausamiento de patrones, en el año 2003 sólo se producen dos identificaciones, una al año siguiente y cinco en el año 2005. En los años 2006 y 2007, sin embargo, esta cifra se eleva, respectivamente, hasta los 37 y 81 casos y comienza a observarse el descenso en el número de pateras detectadas.
«A ello contribuye la eficaz actuación de los Juzgados de Instrucción de costa de Granada y de la Adscripción de la Fiscalía de Motril, que merece ser elogiada, decretando en la práctica totalidad de los casos la prisión preventiva», señala el Ministerio Fiscal.
Por su origen, destaca el número de ciudadanos originarios de Marruecos que son identificados, un total de 742, número al que habría que añadir hasta 557 ciudadanos subsaharianos. «Anecdótica» es la presencia de un ciudadano asiático y dos argelinos.
Para la Fiscalía también es «importante» destacar que el número de ciudadanos identificados también ofrece una tendencia a la baja «muy significativa», ya que han pasado de 2.745 en 2004, 2.658 en 2005, y 1.966 en 2006 a 1.304 en 2007.
La única incidencia «preocupante» es la elevación del número de ciudadanos subsaharianos que son identificados: se contabilizan 37 casos en 2003, 54 casos en 2004, y alcanzan la cifra de 85 en 2006 que se eleva hasta los 557 durante el ejercicio anterior.
Preocupa igualmente al Ministerio Público el que el número de menores identificados se mantenga en cifras muy similares a las del ejercicio anterior. Se detectan 188 casos, uno más que en el año anterior, la mayor parte de nacionalidad marroquí salvo 18 subsaharianos identificados.
Sobre el particular, añade que, aunque desde una perspectiva policial no es posible en muchos casos establecer con garantías el lugar concreto de origen de estas pateras, «los datos que son conocidos por la Fiscalía confirman la existencia de redes organizadas que operan desde el norte de Marruecos y que dirigen su actividad a la captación de familiares de menores en zonas rurales para su traslado a España y su posterior introducción el sistema público asistencial de la Junta de Andalucía, cobrando una cantidad en metálico de importancia».
El Ministerio Público reitera asimismo en su informe la «urgente necesidad», ante la persistente gravedad del problema y el volumen económico de ingresos que comportan estas formas de criminalidad, de encontrar nuevas fórmulas de colaboración policial que permitan investigaciones coordinadas en origen y el desmantelamiento efectivo de estas redes y de todos sus apoyos en la costa española y una persecución penal que no se agote en la figura del patrón de la patera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí