MADRID, 11 (EUROPA PRESS)
El hispanista Ian Gibson acudirá mañana a la Audiencia Nacional junto a la familia de Dióscoro Galindo, el maestro de Pulianas que presuntamente está enterrado junto a Federico García Lorca, para solicitar al juez Baltasar Garzón la apertura de la fosa y la exhumación de los cadáveres. La petición también se realizará en nombre del banderillero Francisco Galadí, enterrado en la misma fosa, aunque no en la de los familiares de Lorca que mantienen su negativa a que el cuerpo del poeta sea exhumado.
En declaraciones a Europa Press, la nieta del maestro Nieves Galindo defendió que tiene «todas las esperanzas puestas» en esta petición judicial ya que, a su juicio, es la «última salida» para poder abrir una fosa común –ubicada entre las localidades granadinas de Víznar y Alfacar– en la que, además de su abuelo, Lorca y Galadí, estaría el cuerpo del también banderillero Joaquín Arcollas, de quien no se conocen descendientes.
Galindo agradeció el apoyo del historiador Ian Gibson a la lucha de su familia por encontrar a su abuelo y darle una sepultura y lamentó que los Lorca «se mantengan en las mismas» al no querer desenterrar al autor, postura que justifican alegando que podría traicionar la memoria de Lorca.
En la misma línea, el vicepresidente de la Asociación de Recuperación de la Memoria Histórica de Granada –entidad que apoya la petición y que también acudirá mañana a la Audiencia Nacional– y alcalde de Pulianas, Rafael Gil, apostó por respetar la negativa de los descendientes del poeta a desenterrar su cuerpo, el mismo respeto que, a su juicio, merecen los familiares que sí quieren exhumar a los suyos.
«Tendrá que ser una resolución judicial la que decida la falta de entendimiento», mantuvo Gil, para quien la actitud de los Lorca hace pensar que «quisieran ignorar la realidad». En este sentido, el alcalde de Pulianas confió en que la solicitud, que «inicia un camino», pueda resolverse sin «entorpecimientos ni tardanza».
Junto a la petición, la asociación presentará en la Audiencia Nacional un pequeño dossier con las coordenadas en las que, según el mapa de fosas comunes realizado por la Junta de Andalucía, podría encontrarse el lugar de enterramiento de Lorca, Galindo, Galadí y Arcollas, fusilados el 18 de agosto de 1936.
CONFIANZA EN GARZÓN
Nieves Galindo también valoró positivamente la petición que el propio Garzón hizo recientemente a varios ayuntamientos y otras instituciones para que le hagan llegar listados con los nombres de las personas enterradas en fosas comunes desde el comienzo de la Guerra Civil así como la fecha de los enterramientos y las circunstancias en las que se realizaron.
«Me parece ideal», explicó Galindo, que defendió que la actuación de Garzón en este sentido es «necesaria» y quien confió en que el juez pueda contar con los nombres de los enterrados en estas circunstancias porque «cuando se avanza en este sentido siempre hay algo que lo impide».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí