GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)
El que fuera presidente del Granada CF Alfonso Suárez, que denunció la supuesta venta irregular de los terrenos del antiguo estadio de Los Cármenes, se querellará por calumnias contra el promotor José Julián Romero por acusarle de haber instado a la entidad compradora, Lazasur, a que le pagara «en B».
Para Manuel Sanchís, abogado de Suárez, que ejerce la acusación particular en la causa, en la que, además de Romero, están imputados tres ex directivos del Granada CF y cuatro promotores más, el también responsable legal de Lazasur es «tan soberbio» que «tenía que, de alguna forma atacar al ex presidente, creando una nebulosa».
En declaraciones a Europa Press, el letrado incidió en que Romero está «molesto» porque «en el banquillo se sientan los poderosos» y «no sabe que el está siendo juzgado es él y no Alfonso Suárez, pero lo que ha dicho tendrá que demostrarlos en los juzgados», apuntó Sanchís, que prevé presentar la querella «inmediatamente después» de que concluya el juicio.
Concretamente, el promotor afirmó hoy que está sentado en el banquillo de los acusados por «no haber pagado en B» a algunos acreedores del Granada CF que, según apuntó hoy en la tercera sesión del juicio, tenían deudas con el Estado.
Durante la vista oral, que se celebra en la Sección Primera de la Audiencia Provincial, Romero dijo que «el caso más llamativo» es el del propio querellante, el ex presidente del club deportivo Alfonso Suárez, que, según el promotor, está declarado por Hacienda como insolvente desde el año 1984.
Según declaró ante el tribunal, Suárez instó a Lazasur a que le pagara «en B» o que el pago no se realizara a su nombre y, tras la negativa de la entidad, interpuso «dos días después» la querella que ha dado lugar a todas las actuaciones judiciales.
En este sentido, el promotor señaló que en este caso no está perjudicado ni Suárez, ni Socios del Granada CF de 20 años –que ejerce la acusación popular– ni el Ayuntamiento de Granada –actor civil–. «El gran perjudicado es el Estado», dijo Romero, en relación a que los acreedores debían dinero a la Seguridad Social y Hacienda y por esa razón tardaron en cobrar.
Mañana se reanuda la sesión en la Audiencia Provincial, en la que está prevista la declaración de un total de diez testigos, entre los que se encuentra, precisamente, el querellante Alfonso Suárez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí