Según la coalición de izquierdas son muchas la paradas de los barrios de la periferia que tienen un índice alto o muy alto de utilización y que carecen de este dispositivo
El concejal de Izquierda Unida, Manuel Morales, ha denunciado esta mañana el retraso «inexcusable» con que la empresa concesionaria del transporte público urbano, ROBER, está procediendo a la instalación de paneles informativos del tiempo de espera en las paradas del autobús.
Según Morales, ROBER se comprometió con el Ayuntamiento de Granada hace más de tres años a la instalación de dichos paneles, según consta en el contrato programa entre la empresa y el Ayuntamiento, con vigencia para el periodo 2005-2010. «El periodo de vigencia del contrato programa se acaba, y no vemos señales de que se vaya a avanzar mucho más de lo hecho hasta el momento, que apenas si representa una extensión simbólica de este sistema a algunas paradas del centro», declaró Morales, quien, asimismo, explicó que lo más caro del dispositivo, conocido como Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) y que permite el seguimiento vía satélite de los vehículos ya ha sido instalado hace mucho tiempo, por lo que no es aceptable que se retrase el servicio a la ciudadanía: «la empresa tiene funcionando los ordenadores y los aparatos de seguimiento de los autobuses, lo que le permite ahorrar costes en la explotación, pero la parte destinada a ofrecer información a los usuarios no se acaba de instalar», denunció Morales.Según el concejal de la coalición de izquierdas son muchas la paradas de los barrios de la periferia que tienen un índice alto o muy alto de utilización y que carecen de este dispositivo «que permitiría a los usuarios saber si vale la pena o no esperar el autobús, tomar otro para hacer trasbordo y, en definitiva, planificar su desplazamiento». Así, el concejal de IU pone como ejemplo la parada de autobús frente a la propia entrada del complejo administrativo de Los Mondragones, en el Distrito Beiro, «donde confluyen cuatro líneas y se forman colas de decenas de personas que no tienen ninguna información sobre el paso de los autobuses, a pesar de hallarse a cien metros de las oficinas de tráfico.
Finalmente Morales, que resaltó como una triste experiencia de sus vacaciones de verano «descubrir que tarda uno lo mismo en atravesar Paris que en cruzar Granada», reclamó al equipo de gobierno del PP que «exija a la ROBER que cumpla con sus compromisos, que conceda de una vez prioridad al transporte público y hable a la cara con las personas usuarias para descubrir el calvario por el que pasan los granadinos y granadinas para desplazarse por su ciudad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí