GRANADA, 04 (EUROPA PRESS)
La Delegación de Justicia de la Junta en Granada ejecutó durante los primeros ocho meses del año un total de 1.548 medidas judiciales en medio abierto de menores infractores. La mayor parte de ellas (599) son prestaciones en beneficio de la comunidad, como trabajos de colaboración en hospitales, recogida del botellón, limpieza de graffitis y talleres de educación vial.
Estos y otros datos forman parte de la memoria que ha realizado la Delegación sobre justicia juvenil, un documento en el que también figura el número de menores que se encuentran cumpliendo medidas judiciales por delitos de malos tratos (194 medidas), en muchos casos en el ámbito familiar. «Estos jóvenes no se enmarcan en una clase social marginal, sino que pertenecen a la clase media, e incluso a media-alta», según informó hoy la Junta en una nota.
La Delegación Provincial de Justicia y Administración Pública en Granada trabaja en la actualidad con 1.376 menores en medio abierto. El mayor porcentaje corresponde a chicos (un 83,5 por ciento), frente a un 17,5 por ciento de chicas. Por otra parte, existen 152 menores inmigrantes con medida judicial.
RESULTADOS
Desde Justicia se asegura que el trabajo que se realiza con estos menores «está dando muy buenos resultados», ya que la mayoría de los chicos implicados (50,58 por ciento) no han reincidido, y gran parte de los que han «recaído» (36,77 por ciento) lo han hecho antes de que se empezara a trabajar con ellos.
Con independencia de la medida judicial impuesta, la intervención psicosocial que se realiza con los menores pone «un énfasis especial» en la escolarización y en la formación profesional.
Así, del total de menores citados, 268 han encontrado trabajo durante la ejecución de la medida. En este sentido, la Junta de Andalucía tiene en marcha un Plan de Reinserción Laboral, bajo los principios de reeducación y recuperación, que ayuda a los jóvenes que han pasado por los Juzgados de Menores andaluces a reintegrarse en la sociedad una vez cumplan lo acordado por los jueces
En algunos casos se ha trabajado con el menor desde que se le iniciaron las diligencias judiciales y se ha conseguido una mediación entre las víctimas y los propios menores, «que se han comprometido al resarcimiento y ha cumplir una medida con lo cual se ha evitado incluso el trámite del juicio», con resultado satisfactorio en 105 casos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí