Se repartirán 2.000 litros de aceite ecológico durante la carrera y se regalarán 3.000 gorros promocionales
BAZA (GRANADA), 04 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Baza presentó hoy el dispositivo ideado para vivir la carrera del tradicional «Cascamorras», fiesta declarada de Interés Turístico Nacional, que llegará al municipio granadino el próximo sábado 6 de septiembre, cuando se ofrecerá servicio especial de limpieza y de blanqueo de fachadas.
El alcalde de Baza, Pedro Fernández (PSOE), pidió hoy en rueda de prensa la máxima participación de los vecinos y visitantes «porque somos los corredores los que hacemos grande esta tradición y la mantenemos viva».
«Estamos trabajando ya para solicitar la declaración de Interés Turístico Internacional», señaló el alcalde bastetano, que recordó que la fiesta del «Cascamorras» consiguió la distinción nacional en 2006 y tendrá ahora que esperar un lustro para adquirir la declaración internacional.
«La participación de la gente, la difusión mediática que logramos cada año y el buen ambiente de esta fiesta son datos de relevancia que sin duda nos ayudarán a lograr la distinción», subrayó Pedro Fernández.
El Ayuntamiento de Baza se ha encargado de compactar y regar el terreno de Las Arrodeas –escenario de la carrera– y eliminar arbustos para garantizar la seguridad de los corredores y evitar caídas durante el recorrido inicial del sábado.
Un año más el Ayuntamiento continúa con la campaña «Por un Cascamorras sin contaminación», por el que se repartirán en Las Arrodeas y durante el recorrido, 2.000 litros de aceite ecológico.
PROTECCIÓN DE LAS CASAS
La fórmula, según indicó, ofrece las mismas características de color y brillo que el aceite quemado –utilizado tradicionalmente–. «Por eso, pedimos que nadie utilice residuos de coches que, además de contaminar, perjudican la salud», explicó la presidenta del área de Cultura, Yolanda Fernández.
A estas medidas, el Consistorio bastetano suma una campaña especial de limpieza que tendrá varias vertientes. Por un lado, se han repartido plásticos negros en las viviendas por las que pasará el «Cascamorras» para que los vecinos puedan proteger sus fachadas. La misma fórmula se utilizará para cubrir el mobiliario urbano y las principales zonas de la ciudad, como la Iglesia y la Plaza Mayor, la iglesia de la Merced o la Avenida José de Mora.
Además, el recorrido de este año irá «escoltado» por un camión de bomberos dotado con desengrasante que dará el primer repaso a las calles bastetanas. El Ayuntamiento tendrá además una cuadrilla especial del servicio de limpieza para eliminar el grueso de la suciedad.
«Después del éxito del pasado año, volvemos a ofrecer una cuadrilla de pintores que se encargarán de blanquear las fachadas de las casas incluidas dentro del recorrido», indicó Yolanda Fernández. Para garantizar la seguridad de todos los corredores, Cruz Roja contará con tres puestos de primeros auxilios repartidos por el recorrido.
El Ayuntamiento de Baza ha iniciado hoy el reparto de 3.000 pañuelos para la cabeza con la imagen de las dos manos representativa de esta fiesta con el objetivo de seguir promocionando el «Cascamorras». «Sólo me queda desearle mucha suerte a Alejandro Baena, encargado este año de encarnar a Juan Pedernal, y pedir a los vecinos que disfruten de la fiesta de una manera cívica y respetando la tradición», concluyó Pedro Fernández.
El Cascamorras es una fiesta tradicional originaria de la Edad Media y que se ha ido transmitiendo oralmente de generación en generación a través de los siglos. Según la tradición fue un obrero morisco, Juan Pedernal, vecino de Guadix, el que descubrió la imagen de la Virgen de la Piedad que se encontraba enterrada y que quedó en poder de los bastetanos, custodiada en el Convento de la Merced.
Son entonces los vecinos de Guadix los que proponen recuperarla basándose en la vecindad de Pedernal y utilizan para ello un personaje peculiar denominado «El Cascamorras».
«El Cascamorras» será el personaje enviado por los accitanos que intentará cada 6 de septiembre hacerse con la imagen, intención que impedirán con todas sus fuerzas los vecinos de Baza. El fracaso en la empresa hará que el 9 de septiembre de cada año el Cascamorras vuelva a Guadix con las manos vacías y que los accitanos le reciban con desagrado.
En la fiesta todos los participantes intentan manchar al Cascamorras con grasa y aceite, y siempre acaba totalmente embadurnado, dentro de un ambiente de camaradería y hermanamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí