GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
La Policía Nacional ha detenido en Granada a una mujer de 29 años, cuyas iniciales son C.B.M., y a un hombre de la misma edad, identificado como H.G., ambos pareja, como presuntos autores de un delito de quebrantamiento de orden de alejamiento.
Los hechos ocurrieron a las 17.30 horas del viernes después de que una dotación policial se personara en un domicilio particular de la calle Ribera de Beiro, donde, según llamada recibida en la Sala Operativa 091, se oía una fuerte discusión y golpes.
La dotación fue recibida por la primera reseñada, quien manifestó que momentos antes había discutido con su pareja, que había abandonado ya el lugar, informó el Cuerpo Armado en una nota. Sin embargo, cuando los agentes comprobaron este extremo, encontraron al reseñado escondido debajo de un canapé del dormitorio, procediendo a la detención de ambos al tener decretada en vigor una orden de alejamiento mutua.
Esta no es la primera vez que los reseñados, que han pasado a disposición judicial, incumplen las sentencias decretadas, ya que para la reseñada ésta es la tercera detención por hechos similares en lo que va de año, constándole un total de diez detenciones previas, siendo para el varón la cuarta detención por este tipo de hechos este año, contándole un total de ocho detenciones previas.
Esta detención se une a otras siete efectuadas a lo largo del fin de semana por hechos de esta naturaleza; tres de ellas por delitos de malos tratos en el ámbito familiar y otras cuatro por quebrantamientos de órdenes de alejamiento.
DELITO DE HURTO
Por otro lado, a las 19,53 horas del sábado, los agentes detuvieron a M.R.O. de 38 años y a M.P.R.O., de 36, ambas mujeres y hermanas a las que se les imputa la autoría de un presunto delito de hurto.
Las reseñadas levantaron las sospechas de los servicios de seguridad de un conocido centro comercial de la capital, ya que habían entrado en varias ocasiones en los probadores portando prendas de vestir, para posteriormente salir del centro sin compra.
A la llegada de los agentes estaban retenidas por los servicios de seguridad, que encontraron entre sus pertenencias varias prendas de vestir a las que les habían inutilizado los sistemas de seguridad y que alcanzaban el valor de 297,8 euros.
Las gestiones realizadas por la dotación daban con la localización en el aparcamiento del centro comercial del vehículo propiedad de una de las reseñadas y en cuyo interior se encontraron otras doce prendas de vestir con los sistemas de seguridad igualmente inutilizados y procedentes del citado establecimiento, valoradas en un total de 948,6 euros, por lo que se procedió a su detención.
A las detenidas se les intervino un sofisticado dispositivo para anular las etiquetas de seguridad de las prendas, y que llevaban camuflado en el interior de un osito de peluche. Ambas, que carecen de antecedentes, han pasado a disposición judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí