El centro mantiene que la práctica de los médicos fue «en todo momento la indicada» para la patología que presentaba la paciente
BENALÚA (GRANADA), 28 (EUROPA PRESS)
Una vecina de Benalúa (Granada), Angustias Romero, denunciará al Centro Hospitalario de Alta Resolución de Guadix por una supuesta negligencia médica al considerar que los facultativos «no prestaron la asistencia que necesitaba su hija», de 26 años, que entró por la mañana en Urgencias aquejada de un dolor de barriga y estreñimiento y murió 20 horas después.
La madre de la víctima explicó a Europa Press que los hechos sucedieron el pasado 12 de agosto, cuando llevó a su hija al citado centro para que fuera tratada de su dolencia. La joven fue atendida en una sala común, donde se le dispensó suero y se le efectuaron pruebas para determinar cómo tenía la tensión y el azúcar, ambas resultaron satisfactorias.
El dolor de la joven no cesaba y comenzó a tener vómitos, por lo que a las 14,00 horas los médicos decidieron ingresarla en el centro, según explicó Romero, quien criticó que «sólo le inyectaran moscapina y nolotil y le hicieran una radiografía, diciéndole que efectuarían el resto de las pruebas al día siguiente».
No obstante, la joven, que necesitó respiración asistida, falleció a las 4,00 horas. La madre lamentó que los facultativos «no quisieran hacer más pruebas a su hija ni trasladarla a otro centro, a pesar de que lo solicitase».
Indicó que la «sólo entró con un dolor de barriga y estreñimiento, no tenía fiebre y de su enfermedad –esquizofrenia– se encontraba muy bien», y opinó que su hija pudo morir de asfixia a causa del tubo que le colocaron para dispensarle respiración asistida. Criticó, además, «la falta de información» que le prestaron los médicos tras el fallecimiento.
Añadió que «la mayoría de los médicos eran jóvenes aprendices» y aseguró que los responsables de la muerte de su hija «tendrán que pagarlo», lamentándose de haber llevado a la joven a ese hospital «y no a otro».
Romero firmó ayer la denuncia que su abogado interpondrá en los próximos días en un juzgado de Guadix, a la espera de que las pruebas del Instituto Anatómico de Medicina legal arrojen luz sobre las causas que produjeron el fallecimiento de la joven.
PROTOCOLO ADECUADO
Por su parte, el Hospital de Guadix mantiene que la práctica de los médicos fue «en todo momento la indicada» para la patología que presentaba la paciente y se abstiene de hacer hipótesis de su fallecimiento hasta que lleguen las pruebas correspondientes que lo determinen, según informaron a Europa Press fuentes sanitarias.
Así, los facultativos manifestaron «su disposición» para entregar a la familia «cuanta documentación y explicaciones necesite» para llevar a cabo «lo que se requiera oportuno».
Igualmente lamentaron el fallecimiento de la joven, que ya ha sido enterrada por sus familiares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí