Tan sólo han pasado unos días desde que la Junta de Andalucía lanzó AndaluciaQR.com y ya Carchuna-Calahonda ha tomado buena nota de su utilidadLos códigos QR (Quick Response – Respuesta Rápida) son similares a los conocidos «códigos de barra» pero con forma cuadrada que por medio de un teléfono móvil con cámara y un software gratuito de reconocimiento QR, convierten estos «códigos de barra» en información, enlaces a web móvil, fotografías y una amplia gama de servicios que consiguen interactuar de un modo directo con los usuarios.
Su uso es sencillo, una vez el teléfono tiene instalado el software, que se puede obtener desde internet (http://reader.kaywa.com), sólo hay que apuntar al código y automáticamente recibimos un mensaje en el móvil. Es la convergencia perfecta entre la información impresa y los contenidos multimedia a través de teléfonos móviles y pda.Durante estos últimos días la Entidad Local Autónoma de Carchuna-Calahonda ha estado realizando pruebas de promoción del Castillo de Carchuna a través de QR y tras varias mejoras ha conseguido que quienes se acerquen a este monumento ubicado a pie de la playa de Carchuna puedan, entre otras muchas cosas, obtener una descripción del mismo en castellano, francés, inglés y alemán, además de fotografías del castillo e incluso podrá descargarse, gracias a estos códigos QR, un libro de 60 páginas sobre la historia del Castillo de Carchuna, y todo ello con sólo hacer una foto a un código QR.»Es un paso muy importante para nosotros. Queremos que Carchuna-Calahonda sea referente nacional en el uso de nuevas tecnologías para la promoción de nuestro turismo y hemos querido que el Castillo de Carchuna, construido en 1783, sea el primer monumento de Andalucía que pueda ser conocido a través de códigos QR», ha declarado Manuel Estévez, alcalde de Carchuna-Calahonda.Pero este es sólo el primer paso que se anda en este sentido ya que el alcalde de Carchuna-Calahonda ha indicado que van a crear una ruta «turístico-tecnológica» basada en QR a través de los distintos elementos patrimoniales de la zona, entre los que destaca, además del Castillo de Carchuna, el farillo de Calahonda y la cueva bigotes, por lo que los turistas podrán, ademar de ver los monumentos, leer sobre su historia e incluso ver algún video explicativo y todo desde su propio teléfono móvil.
Estévez tiene claro que la convergencia entre turismo, patrimonio, servicios, incluso la Administración local, y la tecnología, no sólo es posible sino que es necesaria y ahora mismo esta posibilidad se fundamenta en el uso de códigos QR que dentro de poco serán habituales en otros destinos turísticos pero ahora sólo es posible disfrutar de ellos visitando el Castillo de Carchuna (Granada).»Al principio, cuando estuvimos viendo el tema, nos llamó la atención, pero ahora que lo hemos probado y hemos visto que además de estar delante del monumento puedes estar leyendo un libro del Castillo, viendo fotografías, incluso descargando videos en el teléfono nos hemos dado cuenta que estamos dando un contenido multimedia al Castillo de Carchuna que, de otro modo, nuestro presupuesto no nos lo permitiría. Ha sido todo un acierto que vamos a potenciar aún más.»

«Castillo de Carchuna
Fortificación de frente costero, levantado en 1783 a instancias de Carlos III para la protección de la costa ante las incursiones piráticas. Es un edificio de forma cuadrada con patio de armas central y revellín delantero.»

Ese es uno de los textos explicativos que los visitantes puede leer en su teléfono si se sitúan frente a la puerta del Castillo de Carchuna y apuntan son sus móviles a los códigos QR. Además de castellano se ha incluido el mismo texto en francés, inglés y alemán.Por su parte, Gabriel Medina de MOTRIL.ORG, encargado de desarrollar los códigos QR, ha indicado que esta tecnología es muy versátil, se puede, no sólo ofrecer contenidos multimedia e información general, además se pueden agregar servicios como cupones de descuento en alojamientos, teléfonos de interés, localizaciones de rutas y un largo etcétera que convierten a los códigos QR en un vehículo excepcional para la promoción y difusión de productos y servicios turísticos, tanto de monumentos, museos o empresas del sector del turismo como hoteles, camping, agencias de viajes, webs, etc.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí