GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada se mostró hoy partidario de que se dispensen ayudas a los comerciantes afectados por los trabajos del metro a su paso por la capital, si bien aseguró que esta iniciativa es competencia del Consistorio, por lo que le instó a «no escaquearse de esta responsabilidad» y «tomar ejemplo» de las actuaciones emprendidas por las entidades locales de Armilla y Maracena, ambas gobernadas por el PSOE.
Así lo indicó hoy en rueda de prensa el responsable de Movilidad del grupo municipal socialista, José María Rueda, quien apostó por «usar la fórmula más adecuada» –bien ayudas directas o reducción de impuestos– para minimizar los perjuicios que las obras puedan suponer a los comerciantes.
Entre otras medidas, destacó la necesidad de que se reduzca el tráfico de vehículos privados en las zonas afectadas y apostó por que se refuercen las líneas de autobuses 4 y 11, que discurren por el barrio del Zaidín y Avenida América, y 5 y 10 que pasan por Camino de Ronda.
En este sentido, aludió a la posibilidad de que se desarrolle una campaña de concienciación para fomentar el uso del transporte público entre la ciudadanía mientras duren las obras del metro para evitar los atascos.
También instó al alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), a iniciar conversaciones con las empresas concesionarias de aparcamientos y propietarios de parking para paliar «la pérdida de las casi 200 plazas de estacionamiento de vehículos», concretamente 130 en el barrio del Zaidín y 45 en la calle Arabial.
Añadió que los socialistas «afrontan con optimismo» esta «importante» actuación, que a su juicio, «cambiará la vida de la ciudad».
SOTERRAMIENTO POR EL ZAIDÍN
Preguntado por la propuesta del Ayuntamiento de soterrar el metro por el Zaidín para salvar el nudo de tráfico entre la Avenida de América y Andrés Segovia, Rueda recordó que la decisión depende de la Comisión Técnica del metro, que aún tiene que pronunciarse, y opinó que «ya se ha cerrado la fase de los impedimentos, los retrasos y las discusiones políticas».
«Nosotros respetaremos la idea en la medida en que sea viable y no suponga un retraso» en la ejecución del proyecto, aseguró e instó al PP a no reabrir una etapa de debate político que ya está «felizmente cerrada».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí