GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
Los inspectores de Consumo de la Delegación del Gobierno andaluz en Granada han retirado de forma cautelar 28 unidades de un soporte para el móvil que parece haber sido la causa de la intoxicación de un niño de nueve meses, el cual permanece ingresado en el hospital Materno-Infantil Virgen de las Nieves de la capital granadina.
Según informó en un comunicado la Junta, la Dirección General de Consumo de la Consejería de Gobernación ha abierto una investigación para localizar el origen del producto ha introducido el artículo en la Red de Alerta Europea y sus técnicos buscarán productos similares en los establecimientos de la comunidad autónoma.
El niño, que reside con sus padres en la localidad granadina de Pinos-Puente, fue ingresado ayer en el centro hospitalario, donde evoluciona favorablemente. Según el relato de los progenitores del pequeño, el delfín debió romperse y el niño ingirió accidentalmente el líquido que contenía en su interior. El padre del niño informó de lo ocurrido a la Guardia Civil, que puso el caso en manos de la Junta de Andalucía.
El soporte para el móvil, que se vende como artículo decorativo y no como juguete, tiene un aspecto llamativo, con forma de delfín de plástico transparente y está lleno de un líquido incoloro y de elementos que imitan conchas y algas. El producto fue adquirido en una tienda multiprecios, donde se encontraron otros similares con forma de mano, pájaro así como de zapato de tacón. Algunos tenían además un habitáculo con una luz miniled y una pila de mercurio, mientras que otros servían como palilleros.
Según añadió la Junta, estos artículos carecían «de todo etiquetado, hecho que, en sí, ya los introduce dentro del apartado de productos potencialmente peligrosos».
Los inspectores han inmovilizado 28 unidades de los distintos tipos de soportes para el móvil que se encontraron en la tienda y se han enviado muestras a un laboratorio homologado para analizar el líquido y determinar su composición.
La Dirección General de Consumo recomendó a los consumidores que, en caso de tener en casa alguna pieza similar a éstas, las retiren de inmediato del alcance de los niños y, posteriormente, lo pongan en conocimiento de las delegaciones del Gobierno de la Junta en sus respectivas provincias.
Por otra parte, al introducir estos soportes para el móvil en la Red de Alerta Europea se avisa de forma instantánea a las autoridades de Consumo del resto de España y de otros 26 países para que procedan a su búsqueda y retirada de los mercados. En la actualidad, el 67 por ciento de los productos que se encuentran en la Red de Alerta proceden de países no europeos.
Los inspectores de Consumo de la Junta retiraron durante el año 2007 más de 27.600 unidades de productos que entrañaban algún tipo de riesgo para la población, de los que 3.121 tenían elementos cuyos componentes podían generar intoxicación.
Desde la Dirección General de Consumo recordaron a los ciudadanos que antes de adquirir un producto lean bien el etiquetado, comprobando que tiene el marchamo de seguridad CE, y que está claramente identificado el productor o el distribuidor en España, que cuente con advertencias e instrucciones claras sobre su uso y manejo. Además, en caso de tratarse de un artículo para niños debe indicar si es apto para menores de tres años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí