Lola Ruiz Domenech afirma que es inaplazable que se acometa la obra, puesto que hace cerca de dos años que el aparcamiento subterráneo lleva explotándose mientras que la plaza, para el disfrute de los ciudadanos y ciudadanas, continúa sin acometerse.
La portavoz de IULV-CA en el Ayuntamiento de Granada señala que no es este el único caso en el que se permite la explotación de un aparcamiento subterráneo sin que se haya finalizado la plaza que lo cubre, es decir, sin respetar lo que establece el pliego de condiciones que exige a la empresa adjudicataria de la construcción y de la explotación del aparcamiento que corra con los gastos de la cubierta, por lo que si la empresa se demora más de dos años en responder a este compromiso le supone un beneficio, puesto que es un gasto que no acomete en el momento en que debería hacerlo, ya que por regla general, los aparcamientos subterráneos se ponen en funcionamiento cuando sus cubiertas también están terminadas», mantiene Lola Ruiz Domenech. El aparcamiento subterráneo de Torres de Comares (situado en el Sistema General de Espacios Libres 10) fue adjudicado a la empresa UCOP por resolución de la Junta de Gobierno Local de fecha 28 de octubre de 2004, en la que se establecía un plazo de ejecución de 18 meses. «Los 18 meses se cumplieron en abril de 2006, pero el aparcamiento no se abrió hasta un año después, sin que al parecer haya pasado nada, ya que parece una norma habitual de este alcalde y de los gobiernos del PP en el ayuntamiento granadino que las obras se retrasen sin que al parecer hayan sufrido ninguna consecuencia», mantiene Lola Ruiz Doménech, quien añade «un retraso al que hay que sumar el de no haber realizado la cubierta, es decir no tener hecho el espacio público con lo que se hurta a los ciudadanos y ciudadanas de espacio público y se mantiene un erial, un lugar inhóspito»
La edil de la organización de izquierdas, que también critica el que las máquinas de pago y otros elementos estén en el exterior, debido a que quitan espacio público a favor de mayor espacio en el subterráneo que puede ser utilizado por la empresa para tener más plazas disponibles y por lo tanto un mayor negocio a costa de espacio que debería ser público, calcula que al empresa lleva sin invertir 595.700€ según el contrato de la obra, «dinero que tranquilamente la empresa se ha podido guardar y obtener beneficios con él, mientras la ciudadanía sale perdiendo» . Por todo lo cual exige al alcalde y al gobierno municipal del PP que terminen cuanto antes esta cubierta y que para ello cuenten con las aportaciones realizadas desde la AA.VV. del Zaidín-Vergeles. «En ningún caso se podrá argumentar que los retrasos son debidos a la participación vecinal, ya que hace mucho tiempo que es conocida la propuesta de los vecinos y vecinas, por lo que el gobierno municipal del PP lo que tiene que hacer exigir a la empresa constructora que cumpla con el contrato» concluye Lola Ruiz Domenech.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí