La doble inclinación con la que se ha colocado el Granito para adecuarse a la Cuesta del Chapiz, hace de este arreglo, una solución desafortunada al problema de la accesibilidad, que perjudica gravemente la seguridad de los peatones.
El argumento dado por el Delegado de Mantenimiento, a la colocación de la rampa de granito en la Cuesta de San Agustín, carece de sentido cuando en la intersección con la Cuesta del Chapiz, los primeros escalones tienen dos tipos de elevación, la propia del escalón y una lateral para adaptarse, si a eso se le suma que el pavimento pueda estar mojado, no soluciona el problema, sino que aumenta el riesgo de los peatones, en palabras de Lola Ruiz, «la rampa se puede convertir en un autentico tobogán con las primeras lluvias».El grupo de izquierdas propone, con carácter provisional, como actuación urgente la retirada de las losas de granito, o como ultima instancia, una actuación que elimine el riesgo de caída que supone el mantenimiento de las mismas en esas circunstancias.
El grupo de Izquierda Unida, desconoce cuales han sido las alternativa barajadas por el Ayuntamiento para el arreglo de esta y otras calles similares en el Albayzín, pero suponen una ruptura inconcebible en uno de los elementos emblemáticos del barrio del Albayzín, como es el del pavimento en sus calles. «No es concebible que el Ayuntamiento y la Fundación Albayzín, perpetren un atropello histórico de ese calibre» declara Lola Ruiz Lola Ruiz, plantea la necesidad de arreglar y mejorar el pavimento de las calles del Albayzín, respetando el empedrado, así como la forma tradicional de salvar las pendientes, por ser respetuosa con el carácter singular de este barrio Patrimonio Mundial. Por eso hace un llamamiento a la Gerencia de Urbanismo, para sentarse, los grupos políticos, técnicos, Junta de Andalucía y vecinos y buscar una solución satisfactoria y que preserve el entorno, la seguridad y la accesibilidad en el barrio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí