Airma que los terrenos no son competencia municipal y que ha remitido a la Gerencia la documentación necesaria GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)
La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada ha ordenado la paralización de las obras del distribuidor Norte a su paso por la capital que desarrolla la Junta de Andalucía al considerar que afectan a terreno municipal que, a su vez, está protegido, y que no cuenta con los informes técnicos necesarios, si bien la Delegación de Obras Públicas de la Junta en Granada ha informado de que «seguirá adelante» con los trabajos de este vial.
El alcalde en funciones del Ayuntamiento de Granada, Vicente Aguilera (PP), indicó hoy a los periodistas que la Junta «debe cumplir con la normativa vigente como cualquier ciudadano y más cuando se trata de terreno municipal y protegido» y criticó que la Delegación de Obras Públicas comenzara con los trabajos sin tener los permisos preceptivos, ya que, según dijo, «presentó un día el proyecto técnico en la Gerencia de Urbanismo y al siguiente ya habían comenzado las obras».
Por su parte, la Delegación provincial de Obras Públicas explicó hoy que continuará con los trabajos al considerar que se desarrollan en terrenos en los que el Ayuntamiento «no tiene competencias». Concretamente, en suelo del municipio de Pulianas y en una franja de la capital granadina cuya titularidad es de la Junta.
El delegado de Obras Públicas de la Junta en Granada, Jorge Rodríguez Rincón, explicó hoy a través de un comunicado que el 4 de agosto su departamento remitió al Ayuntamiento la documentación necesaria del proyecto para contar con la aprobación y autorización para continuar con las obras, a fin de poner en funcionamiento y en los plazos previstos este distribuidor.
Añadió que el proyecto contó con la aprobación del Consistorio granadino, el cual, según dijo, formuló una serie de alegaciones que fueron aceptadas por la Junta y añadió que «ninguna de ellas hacía referencia a los problemas que ahora plantea el gobierno local», entre los que también se encuentra la posibilidad de que se pierdan gran parte de árboles en la zona.
En este sentido, Rincón aseguró «que no se tocarán» hasta que la Junta tenga la perceptiva licencia, y una vez llegado el momento de actuar «intentará trasplantar los que se puedan» y en caso contrario procederá a la reforestación de los terrenos.
Recordó que el proyecto de construcción de este vial pretende paliar los problemas de tráfico que sufre la zona y pidió «mayor responsabilidad» al Ayuntamiento con proyectos «de interés general como éste», solicitando su colaboración para solucionar «un problema que día a día sufren muchos granadinos de la capital y del cinturón».
Criticó, además, la postura del Consistorio, que «solicita proyectos y luego pone piedras en el camino para entorpecer el desarrollo de los mismos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí