Ruiz Domenech exige que «no se deje secar ni un solo árbol más»
GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
La portavoz de IULV-CA en el Ayuntamiento de Granada, Lola Ruiz Domenech, explicó hoy que ha recibido quejas de vecinos de distintas zonas de la ciudad que lamentan la situación de «abandono» que presentan los árboles que hay cerca de sus viviendas lo que está provocando que «una parte de los mismos se hayan secado, y por lo tanto que se pierdan».
En un comunicado, Ruiz Domenech dijo que el alcalde «debería preocuparse por la situación de este arbolado y ponerle remedio, con el objetivo de evitar que todos los árboles que se plantaron en su día desaparezcan». Así, advirtió de que es algo «imprescindible si no queremos quedarnos sin arbolado, máxime después de las talas masivas producidas en el mandato anterior y del peligro que corren otros árboles en nuestra ciudad».
En este sentido, explicó que es «habitual ver en distintos puntos de la ciudad árboles que se han secado como consecuencia de obras indebidas, por mal cuidado o por falta de mimo, como ha sucedido en la Plaza de la Mariana, con algunos arbustos de los recién plantados en los Jardincillos del Salón o en otras zonas de la ciudad, fundamentalmente en los barrios, donde no es extraño ver árboles secos».
Así, lamentó que al alcalde «continúe sin importarle nada el arbolado y las zonas verdes de la ciudad, al igual que sucedió durante el mandato anterior». Ruiz Domenech consideró que el hecho de dejar abandonados los árboles «además de ser un gesto inadmisible supone un gasto añadido de dinero público, de todos los granadinos y granadinas, algo que tampoco parece preocupar mucho ni al alcalde de la ciudad ni al PP».
La portavoz de IULV-CA exigió que se cuide el arbolado convenientemente y que no se permita que muera ni un árbol más de los que hay en la ciudad, para lo cual, Ruiz Domenech consideró que «tanto el alcalde como el gobierno municipal en pleno deberían preocuparse realmente y mostrar interés por resolver los problemas reales de la ciudadanía» y añadió que esta situación «no sólo demuestra incapacidad en la gestión y en la respuesta de solución de los problemas, sino también falta de sensibilidad y de cuidado con el dinero público, ya que permitir el abandono y falta de atención supone tirar el dinero público por la ventana, es actuar como un manirroto con el dinero de todos los granadinos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí